La Corrupción K en la “Década Ganada” (Capítulo III)

CAPÍTULO III

EL DIAGNÓSTICO DE NELSON CASTRO

La soberbia no es grandeza sino hinchazón; y lo que
está hinchado parece grande pero no está sano. San Agustín
 


1.
Síndrome de Hubris[1] 

La primera marca visible del padecimiento del “síndrome de Hubris”, llamada enfermedad del ego, reza que se nota “una propensión narcisista a ver su mundo principalmente como un escenario donde ejercitar su poder y buscar la gloria”.

Hay otras 13 características que el lector puede observar, basados en bibliografía reciente. ¿Será Cristina realmente una persona que padece de este síndrome, como afirmó el periodista Nelson Castro anoche en TN?

2. La enfermedad del poder[2] 

“Es difícil y sobre todo cuando alguien padece como es su caso, el síndrome de Hubris, que es la enfermedad del poder y que usted está padeciendo”, disparó anoche el periodista y neurólogo Nelson Castro en la pantalla de TN anoche.

Inmediatamente las palabras de la editorial de Castro repercutieron en las redes sociales.

Pero, ¿cómo reconocer lo verosímil de las palabras de Castro? ¿Acaso las observaciones de la ciudadanía bastan para diagnosticar a la presidente?

Sin temor al error, se puede comprobar que una sociedad que condena la gran mayoría de su población a delegar su poder en la papeleta electoral cada 4 o 5 años, sin casi ningún control efectivo sobre los representantes elegidos podría condenarse a tener dirigentes embusteros y embriagados de sus privilegios. Ejemplos abundan y las excepciones son muy pocas.

Dos libros, uno de David Owen y J. Davidson (2009) “Hubris syndrome : an acquires personality disorder? A study of US Presidents and UK Prime Ministers over the last 100 years”; y “In Sickness and in Power” (2008) también de David Owen; profundizan este concepto.

3.
14 síntomas para mirar en Cristina 

Las reglas de “detección del síndrome de Hubris” (visibles en la mayoría de los jefes de Estado actuales, de Berlusconi a Putin) van acompañadas de breves observaciones a conocidos líderes políticos supuestamente emancipadores. Aquí van 14 características basadas en los estudios de Owen:

1)         Una propensión narcisista a ver su mundo principalmente como un escenario donde ejercitar su poder y buscar la gloria.

2)         Una predisposición para lanzar acciones que puedan dar al individuo una luz favorable, con el fin de embellecer su imagen.

3)         Una preocupación desmedida por la imagen y la presentación (Stalin, Mao tse Tung).

4)         Un modo mesiánico de comentar los asuntos corrientes y una tendencia a la exaltación.

5)         Una identificación con la nación o una organización hasta el extremo que el individuo valora su punto de vista y sus intereses como idénticos (Lenin, Gandhi).

6)         Una tendencia a hablar de sí mismo en tercera persona o a usar la forma regia de “nosotros”.

7)         Una excesiva confianza en su propio juicio y un desprecio por los consejos o las críticas de los demás (Lenin 1917-1924).

8)         Un enfoque personal exagerado, tendente a la omnipotencia, de lo que son capaces de llevar a cabo (Stalin en 1939-1941).

9)         Una creencia de que antes de rendir cuentas al conjunto de sus colegas o a la opinión pública, la Corte ante la cual deben responder es: la Historia o Dios (Fidel Castro y otros líderes de partidos únicos).

10)       La idea inquebrantable de que aquella Corte les absolverá (Fidel Castro y muchos otros líderes, como Tito, Enver Hodja, etc.).

11)       Una pérdida de contacto con la realidad, a menudo vinculada a un aislamiento paulatino (Stalin).

12)       Agitación, imprudencia e impulsividad.

13)       Una tendencia a privilegiar su “amplia visión” en detrimento de la entereza moral de un derrotero señalado, de modo a pasar por alto la necesidad de contemplar las posibilidades prácticas, los costos y los resultados (Lenin).

14)       Una incompetencia “hubrística”, cuando las cosas van mal porque demasiada confianza en sí mismo condujo al líder a desatender los peligros y las trampas generados por su propia política (Stalin en 1941, Gorbachov en los 1990).

4. Respuesta de Cristina a Nelson Castro[3] 

“Él tiene que ir al psicólogo, no yo”. El periodista y médico había señalado que la Presidenta padece el síndrome de Hubris.

Cristina Fernández de Fernández mandó al psicólogo a Nelson Castro cuando fue consultada sobre el “Hubris” que la acosaría según los dichos del periodista.

En otro pasaje en la entrevista que mantuvo con Jorge Rial[4], la presidenta Cristina Fernández Kirchner le dedicó una ácida respuesta al periodista Nelson Castro, quien en reiteradas oportunidades habló sobre el estado de salud mental de la mandataria.

“No veo a Néstor Castro. Me dijeron que le habla a la televisión, hace como que me habla a mí, el que necesita el psicólogo es él”, señaló la jefa de Estado cuando Rial la consultó sobre los dichos de Castro.

Castro, periodista, columnista de Perfil y médico, aseguró en agosto que la Presidenta padece el síndrome de Hubris, “la enfermedad del poder”.

5. Respuesta de Nelson Castro a Cristina[5] 

El conductor insistió con su diagnóstico al asegurar que en sus manifestaciones, la Presidenta “exhibe rasgos del síndrome de Hubris”.

El periodista Nelson Castro aseguró hoy que la entrevista de Jorge Rial con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner tuvo “pasajes patéticos” y agradeció, irónicamente, la mención que hizo la jefa de Estado sobre su persona.

“Yo le agradezco enormemente a la Presidenta el nivel de protagonismo que me dio en ese reportaje que tuvo tantas cosas risueñas, patéticas, y demostrativas de lo que yo llamo síndrome de Hubris”, indicó el conductor de Todo Noticias (TN).

Consultada por Rial en una entrevista que pudo verse el domingo en América TV, la primera mandataria aconsejó a Castro para que vea a un psicólogo.

“Es impresionante porque en cada una de sus manifestaciones exhibe los rasgos de lo que es este síndrome de Hubris, de una manera tan clara, tan categórica”, explicó Castro en FM Rock and Pop.

Castro confesó que la entrevista “como nota a mí no me gustó, pero no me la hubiera perdido por nada del mundo porque aparece el reflejo de lo que es la personalidad Cristina Kirchner”.

A su vez, señaló que “la persona que está en el poder cree que la realidad es como ella cree que es y no como es, como en el caso del cepo cambiario, que dijo ‘no hay cepo cambiario’, cosa que comprobamos todos los días”.

Castro opinó que “otro síntoma es que la persona toma decisiones y después no evalúa cuáles son las consecuencias negativas que esto tiene. Como en el cepo, que está teniendo efectos negativos en la economía argentina impresionantes”.

Al mismo tiempo, concluyó: “Asume que todas las decisiones que toma son las correctas, y las decisiones incorrectas y malas las toman otros, de las que ella es ajena”. 

[1]           Fuente de información: Urgente 24, 16/8/13, “Síndrome de Hubris: 14 síntomas para mirar en Cristina”, http://www.urgente24.com.

[2]           Más información: La Nación, 4/10/13. “Nelson Castro, a Cristina: Se va a curar del síndrome de Hubris en el 2015 cuando deje el poder”, http://www.lanacion.com.ar; Informador público, 18/11/13, “¿Cristina padece el síndrome de Hubris?”, http://site.informadorpublico.com.

[3]           Fuente de información: Perfil.com, 29/9/13, “El mensaje de Cristina a Nelson Castro: él tiene que ir al psicólogo, no yo”, http://www.perfil.com.

[4]           Ver la entrevista completa en http://www.perfil.com/politica/CFKconRial–La-entrevista-completa-20130929-0107.html (video).

[5]           Fuente de información: Perfil.com, 1/10/13, “Nelson Castro le respondió a Cristina”, http://www.perfil.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s