La Corrupción K en la “Década Ganada” (Capítulo VIII)

CAPÍTULO VIII

NEGOCIOS INCOMPATIBLES CON LA FUNCIÓN PÚBLICA

“Nadie se hizo rico trabajando”. Luis Barrionuevo

 1. El día que Néstor Kirchner compró dos millones de dólares[1]

 a) Justificación de la operación  

El ex presidente justificó la operación diciendo que era para la compra de un hotel en El Calafate; la operación despertó una fuerte polémica.

Las finanzas transitaban días agitados en octubre de 2008, cuando el mundo temblaba ante la crisis internacional. En la Argentina, el Banco Central intentaba frenar la salida de capitales con una fuerte intervención. No era para menos, era la fuga más importante desde 2002. En ese contexto, un ciudadano argentino compró dos millones de dólares.

Casi tres años después, en tiempos de restricciones a la divisa norteamericana, esa operación encendería la alerta en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) por la abultada cantidad. Pero cuando la compra fue revelada, lo único que llamó la atención fue el autor de la operación: Néstor Kirchner.

La información se hizo pública recién en 2010, luego de que fuera filtrada a los medios de comunicación. Después de una fuerte polémica, el ex presidente admitió que, lejos de ser una actitud especulativa, la operación había sido ejecutada para adquirir el hotel Alto Calafate.

En una conducta poco habitual, el ex presidente llamó por teléfono al periodista Víctor Hugo Morales y explicó en su programa de radio su versión: “No existió obviamente posibilidad de beneficio cambiario, pues el pago realizado fue en la misma moneda por la cual se efectuaron dichas adquisiciones de divisas”.

Pero según se desprende de las declaraciones juradas que debieron presentar los Kirchner desde que están en la función pública, solo entre 2005 y 2008 ganaron $ 1.681.903 por diferencias de cambio.

Además, en octubre de 2008 se registró una variación del tipo de cambio producto de la crisis internacional. Era el mayor clima de inestabilidad en años: rumores, desconfianza, el dólar en alza, la bolsa derrumbada y una fuga de capitales azotaban al mercado.

En esos días, el apetito por el dólar era cada vez mayor: solo en octubre, los bancos habían perdido $2850 millones en plazos fijos del sector privado. Era el mes de mayor fuga de capitales desde 2002: los privados habían comprado US$ 3500 millones, unos US$ 160 millones diarios.

En la actualidad, el oficialismo aduce que las nuevas medidas para comprar dólares fueron impuestas, entre otros motivos, para frenar la fuga de capitales.

A través de un comunicado de prensa, Kirchner detalló sus operaciones financieras: “Para formalizar el pago de dicha adquisición, cuyo pago se realizó en dólares estadounidenses, efectué durante el mes de octubre compras de dichas divisas con fechas 9, 15 y 23 de octubre, hasta completar un total de 1.999.999,80 dólares, dentro del tope permitido para personas físicas en forma mensual”.

Sin embargo, el ex mandatario no especificó en qué entidades realizó la operación ni tampoco mostró la documentación bancaria que había respaldado la operación.

Apenas se conoció la compra, abogados especialistas en derecho penal pusieron en duda la legitimidad de la acción, ya que Kirchner podía contar con información confidencial, como marido de la Presidenta. Además, la oposición lo acusó de incurrir en una “grave falta ética”. No obstante, la operación estaba dentro de los parámetros legales.

Pero esta compra de dólares no fue un hecho aislado en la historia del patrimonio de los Kirchner. Uno de los principales motivos del crecimiento de sus activos en los últimos años fue la ganancia registrada por la diferencia en la compra-venta de la divisa norteamericana: sólo entre 2005 y 2008 ganaron $1.681.903 por ese motivo.

Según reveló La Nación, en los últimos diez años, la apuesta por el dólar fue una práctica habitual del matrimonio Kirchner. Siempre habían privilegiado la divisa extranjera en sus cuentas.

El giro de pesos a dólares comenzó en 1999 y se hizo totalmente efectivo en 2000, cuando la convertibilidad transitaba su recta final. Por aquel entonces, el gobernador de Santa Cruz pasó a divisa norteamericana la totalidad de sus ahorros: 1.581.516 pesos.

Un año después, meses antes del corralito, los Kirchner sacaron sus casi 2 millones de dólares del país y lo depositaron en el Deutsche Bank de Estados Unidos. Para el final de su primer año como presidente, el patrimonio se había multiplicado: sólo el 20% de sus ahorros eran pesos.

 b) Una violación ética por compra de dólares[2] 

La noticia fue publicada por un destacado periódico porteño, donde anuncian que “se generó una gran polémica sobre la legalidad de la compra de 2 millones de dólares que realizó el ex presidente Néstor Kirchner, y que su mujer, Cristina Fernández de Kirchner, ya era presidenta del país, en octubre del año 2008, cuando comenzó el impacto de la crisis financiera internacional”.

En la nota aclaran que “la compra sería legal ya que cualquier persona puede comprar divisas hasta 2 millones de dólares si puede justificarlo, pero Néstor Kirchner, en este caso, cuenta con información privilegiada que pudo haber utilizado para beneficio propio”.

Abogados en derecho penal “pusieron en duda la posibilidad de que la conducta atribuida al ex presidente pudiera encuadrarse en alguna figura del Código Penal, aunque aseguraron que de todos modos se trataría de una acción ilegítima y repudiable socialmente”.

Declaró para el diario el abogado penalista Juan Pablo Vigliero, quien manifestó que “en primer lugar lo que existiría sería una violación al artículo 2 del Código de Ética de la Función Pública, en tanto la información privilegiada a la que habría tenido acceso Néstor Kirchner debió provenir de un funcionario público dependiente del Poder Ejecutivo o, directamente, de parte de la Presidente”.

Además, indicó que “este caso en los Estados Unidos encuadraría en el delito de inside information, que aplica la Comisión de Valores de ese país, pero en la Argentina no iría más allá de una infracción administrativa”.

Pero que “el encuadre del caso depende de la interpretación que se le puede llegar a dar”. Ya que “en caso de que se probara que con fines de lucro un funcionario público le hubiera brindado a Kirchner informaciones de carácter reservado de las que hubiera tomado conocimiento en razón de su cargo, podría hablarse de la figura de partícipe en un delito por enriquecimiento ilícito”.

También expuso que “se descartó de lleno la posible existencia de un delito en cuanto Néstor Kirchner no era funcionario público en el momento de la compra de dólares. No veo ningún tipo penal en este caso. Es una conducta legal, pero sancionable social y políticamente”.

Aunque aclaró que “para que Kirchner accediera a tal información, un funcionario pudo haber violado el secreto profesional”.

El diario entrevistó al penalista Marcos Salt, quien resaltó que “lo importante es saber qué funcionario le dio la información al ex mandatario”.

Y que “este sería un caso particular, porque Néstor Kirchner, sin ser funcionario, participa en la toma de decisiones políticas. Éstos son delitos de autor, por lo que es muy importante determinar quién es el funcionario”.

El ex titular del Banco Central, Martín Redrado, fue quien advirtió “sobre la existencia de una lista de amigos del poder que se beneficiaron con la compra de dólares”.

En la nota se publica, además, que “el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, había advertido que si Redrado no hacía la denuncia en la Justicia por esa situación, él lo denunciaría por encubrimiento”.

Y explican que “el año 2008 fue cuando el patrimonio del matrimonio Kirchner creció en un 158% y así sus bienes superaron los 44 millones de pesos”.

“En diciembre pasado, el juez federal Norberto Oyarbide sobreseyó al matrimonio presidencial en la causa que investigaba el presunto enriquecimiento ilícito durante ese período”.

2. Enriquecimiento de parientes[3]

 a) Aumento del patrimonio de Carlos Santiago Kirchner 

Carlos Santiago Kirchner, primo de Kirchner, trabaja con Julio De Vido como Subsecretario de Coordinación de Obra Pública Federal y tiene $8 millones ¿Cuánto ganó por no vender dólares?

Carlos Santiago Kirchner aumentó su patrimonio en casi $2 millones en 2012 y no pesificó ni uno de sus dólares, tal como había instruido Cristina Fernández de Kirchner a su Gabinete. Es más, ganó una gran suma de pesos por la diferencia de valuación de la divisa norteamericana.

“El negro”, como lo conocen, multiplicó un 30% su patrimonio: sumó $1.936.588 el año pasado, según consta en su declaración jurada patrimonial ante la Oficina Anticorrupción.

A comienzos de 2012, informó tener bienes, depósitos y dinero por un total de $6.142.031,31 y al finalizar ese período contabilizó $8.078.619,32, convirtiéndose en uno de los funcionarios más ricos de todo el Gabinete K.

Sin hacerle caso a la orden de Cristina, que le pidió a los integrantes del Gobierno pasar sus dólares a pesos como ella, el primo de Néstor consiguió hacer una diferencia de más de $200.000 a su favor.

Carlos Kirchner declaró tener 350.000 dólares en efectivo tanto a principio como a finales de 2012, pero su cotización varió: pasó de $1.492.400 a $1.723.750.

Con la apreciación del dólar oficial, que subió 66 centavos en doce meses (de $4.26 a $4.92), el Subsecretario de Coordinación de Obra Pública Federal obtuvo $231.350. Es decir: $19.279 al mes, sólo por tener sus dólares guardados desoyendo a CFK.

Según declaró Carlos Kirchner, tuvo ingresos de trabajo, de alquileres y otras rentas netas de gastos por $1.191.684,38, lo que representa $99.307 por cada mes de 2012.

 b) De la municipalidad de Río Gallegos a la órbita nacional 

Arquitecto de profesión, el primo de Néstor comenzó a trabajar con él hace 17 años, cuando el ex presidente llegó a la intendencia de Río Gallegos. En 1988, fue designado en la Jefatura de Departamento del área de Estudios y Proyectos de la Municipalidad de Río Gallegos. Dos años más tarde, en 1990, fue nombrado vocal del Poder Ejecutivo del Instituto de vivienda de Río Gallegos, y en 2003 pasó a presidir ese organismo.

Recién a mitad del mandato de Kirchner, en 2005, “El Negro” Carlos pasó a la órbita nacional. Su primo lo designó en el ministerio de Planificación como subsecretario de coordinación de Obra Pública, cargo que ocupa hoy, en el área de Julio De Vido.

En sus años en la función pública, Carlos Kirchner supo amasar una gran fortuna: tiene 15 propiedades distribuidas entre Río Gallegos, Capital Federal y Río Negro; tres terrenos (dos en El Calafate de 400 metros cuadrados cada uno, y uno en Gallegos de 375 metros cuadrados), cuatro autos (en 2012 vendió el vehículo más lujoso que tenía, un Mercedes Benz, valuado en $558.200); y una lancha modelo 2008 de $52.500.

[1]           Fuente de información: La Nación, 31/10/11, “El día que Kirchner compró dos millones de dólares”, http://www.lanacion.com.ar. Más información: Urgente24, 1/2/10, “Denuncian a Kirchner por violar la ley de ética pública”, http://www.urgente24.com. Urgente 24, 24/1/14, “Kicillof dijo que no permitirá que se compren dos millones de dólares (como hizo Néstor)”, http://www.urgente24.com.

[2]           Fuente de información: M24 Digital, 1/2/10, “Una violación ética por compra de dólares”, http://m24digital.com.

[3]           Fuente de información: Clarín, “El primo de Kirchner aumentó su patrimonio en casi $2 millones”, 14/12/13, http://www.clarin.com. Más información: Perfil.com, 26/1/14, “El primo de Néstor expende sus negocios en el Sur”, http://www.perfil.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s