La Corrupción K en la “Década Ganada” (Capítulo XIV)

CAPÍTULO XIV

RICARDO BARREIRO, EL JARDINERO MILLONARIO DE LOS KIRCHNER

No solo se hacen ricos los “abogados exitosos” como Néstor y Cristina Kirchner, sino también los “jardineros exitosos” como Ricardo Barreiro.

1. Una carrera vertiginosa[1]

Barreiro fue nombrado “embajador cultural” en Clorinda y tiene un puesto en el Ministerio de Cultura de Urribarri. De 56 años, el hombre que compartió la intimidad con Néstor Kirchner y fue cuidador de su residencia en El Calafate, hoy hace gala de sus vínculos presidenciales con una abultada agenda de negocios que llegó a todo el país: es “embajador cultural” de Clorinda, Formosa; coordinador en el Ministerio de Cultura de Entre Ríos, y es empresario polirrubro en Santa Cruz y en Tucumán.

Además de sus numerosas empresas, Barreiro les heredó a sus hijos la relación de intimidad necesaria con los Kirchner para que sean parte de su círculo íntimo, obedezcan sin chistar y no revelen los secretos presidenciales. Pablo es el asistente personal de Cristina Kirchner, Sebastián es policía y trabaja junto con la custodia presidencial.

Barreiro, como Lázaro Báez, son dos de los hombres del entorno que más bajo perfil cultivaron en estos años y que saltaron a la fama cuando el programa Periodismo para todos reveló su costado de “jardinero exitoso”, aunque, en rigor, era el cuidador de la residencia de los Kirchner. Su nombre llamó la atención en varias provincias.

En Entre Ríos se descubrió que Barreiro fue nombrado a través de los decretos 3793/12 y 2693/12 coordinador de Relaciones Institucionales del Centro Experimental de Industrias Culturales Entrerrianas ad honórem, un organismo que depende del Ministerio de Cultura, a cargo de Pedro Báez, un hombre cercano al gobernador Sergio Urribarri.

El hallazgo lo logró el portal de noticias Río Bravo, aunque no lograron encontrar a Barreiro, quien, según los decretos publicados (http://www.entrerios.gov.ar/boletin/Boletines/2012/Diciembre/13-12-12.pdf), tiene residencia fija en El Calafate, Santa Cruz. Según publica el medio digital, Sebastián Lorenzo, director del instituto, confirmó que Barreiro se desempeña allí y lo calificó de “un excelente profesional cumpliendo cabalmente el rol para el que lo hemos nombrado, que es abrir nichos en Capital Federal para las industrias culturales entrerrianas”.

En Clorinda, Formosa, Barreiro es íntimo del intendente Manuel Celauro. Allí no tiene nombramientos oficiales, pero ostenta el título de “embajador de Clorinda en Buenos Aires”. El cuidador de la residencia de los Kirchner visita permanentemente Clorinda, participa de reuniones políticas y de actos oficiales cuando está en la provincia. “Nos abrió un montón de puertas para gestionar”, indicó Celauro, en medios formoseños, y reconoció las gestiones que hizo para lograr reunirse con la Presidenta.

Además, La Nación reveló que Barreiro figura también como contratado en los registros del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA), donde figura como “personal contratado” para el lapso comprendido entre el 1/1/13 y el 31/12/13. El área en la que presta servicios es la de Gerencia de Recursos Económicos Financieros y Control de Calidad.

 2. Mancha en el CV 

Lo curioso es que a Barreiro no le cuesta ser contratado por el Estado nacional y las gobernaciones, pese a contar en su legajo con una mancha en el currículum. Es que el kirchnerista de la primera hora fue exonerado como administrador contable que tenía en la intendencia del Parque Nacional Los Glaciares en El Calafate.

Allí fue acusado de un negligente manejo administrativo. En 1991 quedó despedido y con su título terciario empezó a dar clases de contabilidad en el secundario de esa localidad.

Según los registros oficiales de Santa Cruz, Barreiro estuvo nombrado hasta el 31 de diciembre de 2012 como personal de la Secretaría General de la gobernación de Santa Cruz en la residencia oficial de gobernadores en El Calafate. Tarea que cumple allí desde los años 90 cuando fue nombrado por Kirchner, y en los últimos años fue ratificado por distintos decretos como el 520/04, 2491/04, 165/08, 130/09, 696/10, 218/12, entre otros. De allí su mote de “jardinero de Kirchner”.

Como empresario, Barreiro tuvo a su cargo la finalización del hotel Altos de Amaicha en Tucumán, que, según publicó La Gaceta de Tucumán, ya fue vendido.

Por otra parte, en enero último los Barreiro inauguraron el restaurante Campo Grande en El Calafate, pero ya tenían experiencia en el rubro con la SRL Los Antiguos Patagones. Con ella también adquirieron la hostería Las Moras en Los Antiguos.

En 2006 crearon la sociedad dedicada a transporte turístico. Además, Barreiro acumula otras empresas en las que sus hijos no participan oficialmente: Cielo Patagónico Sur SRL, dedicada a la gastronomía; Mr. Clear SA, en sociedad con su ex mujer, que realiza recolección de residuos en el Parque Los Glaciares, y BM Constructora creada en 2011 y domiciliada en Villa Gobernador Gálvez, Santa Fe.

 3. Funcionario y empresario polirrubro 

Barreiro acumula cargos y empresas en todo el país. Con 56 años, se convirtió en el hombre de confianza de los Kirchner. Por sus contactos, logró sumar cargos y empresas en otras provincias. 

Facsímil de la polémica. Barreiro fue designado por decreto como coordinador de relaciones institucionales del Ministerio de Cultura de la gobernación de Entre Ríos

 4. Denuncia por incompatibilidad de funciones[2] 

Ricardo Fabián Barreiro está acusado por “incompatibilidad de funciones”, por ser empleado público y concesionario estatal.

Barreiro, devenido en pocos años en empresario millonario, fue imputado por el presunto delito de “incompatibilidad de funciones” a raíz de sus trabajos como empleado público, en el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA), entre otras dependencias, y a la vez ser concesionario de la firma de carga aérea Jet Paq S.A., que depende de Aerolíneas Argentinas.

Así lo informaron hoy fuentes judiciales y precisaron que fue el fiscal federal Ramiro González quien formuló el dictamen de requerimiento de instrucción contra Barreiro ante el juez federal Luis Rodríguez, que ascendió de magistrado en el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, informó DyN.

El acusador pidió, entre otras medidas de prueba, el contrato de concesión del servicio de Jet Paq S.A. a Barreiro en el aeropuerto de El Calafate y su legajo laboral en el organismo regulador del sistema de aeropuertos, que dirige Gustavo Lipovich, dirigente de la agrupación kirchnerista La Cámpora.

Barreiro, según han difundido el programa Periodismo Para Todos, más los diarios La Nación y Clarín y la revista Noticias, logró un veloz ascenso social a la sombra del poder del matrimonio Kirchner, al punto que su hijo Pablo llegó a asistente personal de la Presidenta. Y a la vez, el joven se ha convertido en socio de la empresa Transportista RP y de la hotelera Campo Grande SRL, dueña de un lujoso restaurante en El Calafate, según La Nación. El otro Barreiro hijo, Sebastián, integra la escolta presidencial.

En los años ’90, cuando Santa Cruz estaba gobernada por Néstor Kirchner, Barreiro padre se afincó en Río Gallegos y empezó a trabajar de jardinero, ocupándose de los canteros con plantas y flores del matrimonio. Rápidamente se convirtió en hombre de confianza de Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

Por ejemplo, contactó al arquitecto que levantó la casa familiar en El Calafate. Y luego trabajó de administrador del hotel de lujo Los Sauces que los Kirchner construyeron en el terreno lindero al chalé.

Aunque vive en Santa Cruz, entre Río Gallegos y El Calafate, Barreiro ha sido beneficiado con tres cargos de funcionario en otras provincias. El 15 de agosto de 2012 Barreiro fue designado “coordinador” de Relaciones Institucionales del Centro Experimental de Industrias Culturales Entrerrianas (CEICER), en la provincia de Entre Ríos, distante nada menos que 2.800 kilómetros de la residencia del empleado.

Descubierto el escándalo por la prensa, Sebastián Lorenzo, titular kirchnerista del CEICER, defendió a Barreiro. “Es un excelente profesional que está cumpliendo cabalmente el rol para el que lo hemos nombrado que es abrir nichos en Buenos Aires para las industrias culturales entrerrianas”.

El pluriempleo de Barreiro incluye otro cargo público: “Embajador cultural” de Clorinda, limítrofe con Paraguay, a 3.600 kilómetros de su casa y 2500 kilómetros de Buenos Aires. “Gracias a Ricardo Barreiro conversé con muchos funcionarios (nacionales) de primera línea y pudimos conseguir muchas cosas para nuestra ciudad”, desveló el intendente de Clorinda.

El tercer puesto de funcionario público del ex jardinero es en la Gerencia de Recursos Económicos Financieros y Control de Calidad del ORSNA. Nadie conoce exactamente qué trabajo hace, dónde ni cuándo, pero, eso sí, cobra un salario, según La Nación.

Además, incursiona en la actividad empresarial manejando la concesión de carga aérea en el aeropuerto de El Calafate mediante Jet Paq, perteneciente a la re estatizada Aerolíneas Argentinas. Y supuestamente posee su compañía de viajes Cielo Patagónico Sur, dueña del helicóptero Robinson 44 Astro matrícula LV-ZHW, valuado en unos 300 mil dólares.

Su socio, según los diarios, es el piloto Pablo Javier Argiz Vale. La agencia Heli Ice Tours ofrece vuelos sobre el glaciar Moreno, a 600 pesos.

 5. ¿Quién es en realidad Ricardo Barreiro[3]

a) Lugar de trabajo y actividades 

Ricardo Fabián Barreiro, según publica el Boletín Oficial de la provincia de Santa Cruz del 13 de marzo de 2012, tiene su “lugar de trabajo” en la “Residencia Oficial de Gobernadores de El Calafate”.

Ricardo Barreiro es el ex jardinero de los Kirchner, ex secretario de Néstor Kirchner y hoy empresario hotelero, gastronómico y referente de la empresa RP Transportes SA, que realiza rutas con combis y colectivos en la zona de El Calafate, el Glaciar Perito Moreno, El Chaltén y Torres del Paine (Chile). Barreriro es también quien administra el Hotel Los Sauces, de Cristina Fernández, y el Hotel Mora, en la localidad de Los Antiguos, un emprendimiento inmobiliario de 8 mil metros cuadrados que tiene una vista privilegiada al lago Buenos Aires, frente a la Cordillera, en la provincia de Santa Cruz (ver). Parte de las propiedades que se le adjudican en Santa Cruz han sido construidas en aquellos famosos lotes adquiridos a $7,50 el m2 al estado municipal del Calafate.

Además, Barreiro ha levantado otros hoteles, incluyendo uno de cuatro estrellas (Altos de Amaicha) en los Valles Calchaquíes, en Amaicha del Valle (Tucumán), cuestionado en su momento por las comunidades aborígenes por “usurpación de tierras”, pese a lo cual avanzó escudándose en sus relaciones con el ex presidente Kirchner.

Ricardo Barreiro es también el padre de Pablo, actual secretario de Cristina Fernández de Kirchner y, obviamente, exitoso empresario gastronómico también.

 b) ¿Lavado o qué? 

A Ricardo Fabián Barreiro lo describe y enmarca sintéticamente una nota de la agencia periodística OPI de Santa Cruz: “Como hemos visto en otros ejemplos cercanos a Néstor Kirchner, tal el caso de Rudy Ulloa (de chofer a empresario de medios) Lázaro Báez (de empelado bancario a multimillonario de la construcción) Raúl Copetti (de tesorero del FPV a empresario millonario hotelero, diversificado en los últimos tiempos) y muchos más, Ricardo Barreiro quemó etapas rápidamente y trepó gracias a la movilidad ascendente que les permite el gobierno nacional, a ciertos ciudadanos del círculo íntimo del kirchnerismo”.

De meteórico ascenso económico, está vinculado al enigmático empresario Lázaro Báez, quien según la confesión del contador Leonardo Fariña y del financista Federico Elaskar, y el testimonio en la justicia de Miriam Quiroga, ex secretaria de Néstor Kirchner, sería el referente del esquema montado para el lavado de dinero proveniente de la corrupción.

Justamente, a éste último es que Barreiro le vendió algunas de las “líneas turísticas que tenía asignadas en su empresa RP Transportes S.A. (en) transacciones comerciales por 3,5 millones de dólares”, según la citada nota de OPI. Dicha empresa había sido conformada en Santa Cruz, en octubre de 2010, con un capital social de $30.000 (según Boletín Oficial de Santa Cruz, del 2 de noviembre de 2010).

En dos años y medio, generaba negocios por una cifra casi 1.000 veces superior. Santa Cruz, ¿tierra de oportunidades?

 c) Su ¿función? en Entre Ríos 

En el boletín oficial de la provincia de Entre Ríos del jueves 13 de diciembre de 2012 (n° 25.125, 232/12) se publica: “Decreto nº 3793 MCyC, Paraná, 7 de noviembre de 2012, Disponiendo que el licenciado señor Barreiro Ricardo Fabián, DNI n° 13.164.214, designado coordinador de Relaciones Institucionales del Centro Experimental de Industrias Culturales Entrerrianas (C.E.I.C.E.R.) ad honorem, mediante Decreto n° 2693/12 MCYC, perciba viáticos con un nivel de personal superior fuera de escalafón, funcionario político nivel 41”. El decreto por el cual Ricardo Barreiro es designado Coordinador de Relaciones Institucionales del CEICER es del 15 de agosto de 2012.

El “licenciado” se domicilia en Comodoro Pi 144, Calafate, Santa Cruz, tal como lo dice el decreto que lo designa en carácter de ad honorem. El mismo lleva las firmas del Ministro de Cultura y Comunicación, Pedro Báez, y del gobernador de la provincia, Sergio Urribarri.

Sebastián Lorenzo, director del instituto, consultado por Río Bravo sobre las denuncias realizadas en contra de Barreiro, señaló que “las denuncias las tendrá que probar la justicia, a mí no me consta y lo que sí me consta es que es un excelente profesional y está cumpliendo cabalmente el rol para el que lo hemos nombrado que es abrir nichos en Capital Federal para las industrias culturales entrerrianas”.

Asimismo, sobre la conveniencia de que el funcionario casi ni venga a Paraná, argumentó que: “al contrario, ya que lo que queremos es que abra relaciones y posibilidades para las industrias culturales entrerrianas fuera de Entre Ríos.”

 d) ¿Sospechoso? 

¿A qué se debe el nombramiento en un cargo en Entre Ríos de alguien que fija su domicilio laboral en la Residencia Oficial de Gobernadores de El Calafate, a 3.023 kilómetros de la ciudad de Paraná? ¿Qué necesidad hay de que “perciba viáticos” alguien que tendría que cruzar el país cada vez que tenga una reunión de trabajo? ¿A qué órdenes y a qué objetivos reales obedece esta vinculación? ¿Será que la presidenta necesita una injerencia (todavía) más directa y de primera mano dentro del gobierno provincial?

Por las dudas lo aclaramos: en su momento el ex presidente Néstor Kirchner lo tenía a Barreiro no solo como jardinero y como importante “empresario” del sur, sino también como un “operador” político.

Si sumamos esta designación a la información difundida por el sitio digital Análisis de la Actualidad y Página Judicial respecto de los vínculos alrededor del empresario concordiense Alejandro Maximiliano Acosta con el entorno del empresario Lázaro Báez, principal acusado de testaferro y socio de Néstor Kirchner en hechos que solamente podrían no tipificar el enriquecimiento ilícito para el juez federal Norberto Oyarbide; podríamos, por lo menos, decir que algo “huele mal” en Entre Ríos. 

[1]           Fuente de información: La Nación, 20/5/13, http://www.lanacion.com.ar.

[2]           Fuente de información: Perfil.com, 12/7/13, “Imputan al ex jardinero de los Kirchner devenido en funcionario y empresario”,http://www.perfil.com.

[3]           Fuente de información: Río Bravo, 15/5/13, “El jardinero multimillonario”, http://www.riobravo.com.ar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s