La corrupción K en la “Década Ganada” (Capítulo XVI)

CAPÍTULO XVI

DENUNCIA POR CORRUPCIÓN CONTRA GUSTAVO GRANERO

“La esperanza de la impunidad es para muchos hombres una invitación al delito”. Pierre Villaume.

1. La meteórica carrera de un dirigente de prensa kirchnerista[1]

Entre otras cosas, dicen que Granero usó fondos de la obra social para su casamiento. Gustavo Granero, un “pingüino” kirchnerista ex secretario general de la Fatpren (Federación de Trabajadores de Prensa), dejó la obra social hace poco más de un mes con una deuda de $2,3 millones, según denuncian las actuales autoridades del gremio. Y enfrenta, además, una denuncia por malversación de fondos en el Juzgado de Instrucción Penal nº 49.

Granero, ex redactor de Tiempo Sur −de Río Gallegos− y ex vicepresidente de la Federación Internacional de Periodistas (FIP) hasta junio pasado, tuvo una meteórica carrera desde que asumió en FATPREN en 2007 y en la presidencia de la Obra Social de Prensa (OSPPRA).

Una auditoría de la Superintendencia de Obras Sociales, realizada a pedido de la actual conducción gremial, detectó que Granero pagó gastos de su boda con la colombiana Karen Cepeda, delegada de la FIP en Sudamérica, con fondos de la obra social. La boda se celebró el 22 de septiembre de 2012 en la estancia La Candelaria, de Lobos. Hubo 200 invitados.

Los padrinos fueron la diputada y líder de La Cámpora, Juliana Di Tullio y Juan Bontempo. Granero es amigo personal de hace décadas de Bontempo, pingüino y santacruceño, jefe de la Superintendencia de Seguros.

“El recuento de los gastos de la boda llegó al menos a 140 mil pesos”, dijo el secretario gremial de FATPREN, Flavio Frangolini.

Granero llegó a Buenos Aires a vivir a un modesto departamento que le prestó el jefe de la CGT, Hugo Moyano, en 2007. Seis años después, cuando fue desplazado de la conducción gremial, alquilaba por 27.000 pesos mensuales un lujoso departamento en Puerto Madero, pagado en parte por la obra social.

Entre junio y noviembre de 2013 Granero realizó retiros de dinero por $450.000 de la obra social y sólo justificó $16.000. Todos estos datos figuran en la auditoría de la Superintendencia de Salud.

Granero, después de la firma del convenio de prensa en 2008, comenzó a gozar de un alto nivel de vida. Ocupaba los dos cargos, en la obra social y en el gremio. Además, hasta octubre de 2013 fue delegado en el Consejo Federal de la Comunicación Audiovisual, cuando las denuncias estaban en la Justicia y el escándalo era inevitable.

En 2011, Hugo Pafumi, ex prosecretario gremial de Fatpren, denunció irregularidades ante la Superintendencia de Obras Sociales. Poco después, el denunciante fue echado del gremio y la denuncia no avanzó.

En el 2013, finalmente Granero perdió su cargo en la FATPREN. Pero no se rindió fácil y resistió en la obra social.

El actual secretario general de FATPREN, Roberto Zorrilla explicó a Clarín: “Nosotros conocíamos algunos gastos realizados. Fuimos a la Superintendencia y pedimos la auditoría. Se encontraron más cosas”. Entre esos gastos había pasajes de familiares de Granero a Rusia y Nueva York. Granero, con el guiño del consejo directivo de OSPPRA, elevó su salario desde junio pasado a $60.000.

Y desde julio no se le pagó a los proveedores, generando una deuda de un millón de pesos. Desde mayo de 2013 se adeudan cargas sociales y retenciones de Ganancias por $ 950.000. Además, en octubre Granero logró una gratificación de $ 80.000 en la obra social. Fue para “acondicionar su status con el resto de los presidentes de las demás obras sociales”, dijeron en FATPREN. Ya ni la última defensa que intentó ante la Superintendencia de Salud lo salvó: “Me persiguen porque soy kirchnerista de la primera hora”, dijo Granero.

Claro que eso no lo privó da darse sus buenos gustos: se compró una moto Ducati 1300, que tiene un costo de 25.000 dólares. Con esa moto realizó varias giras por el mundo, que incluyeron Irán y los Estados Unidos. Y como no podía ser de otra manera, el garaje de esa moto lo pagaba también la obra social. Granero es vicepresidente del club Dueños de Ducati Argentina.

 2. Alto nivel de vida[2] 

Gustavo Granero, titular de la FATPREN, paga $ 21.500,00 de alquiler un departamento en Puerto Madero y goza de un pasar inigualable. Titular de la Federación Argentina de los Trabajadores de Prensa, quiere ser reelegido el próximo sábado por un nuevo mandato.

Lo que pocos saben es cómo vive este hombre de prensa salido de Río Gallegos que, sin tener siquiera el secundario finalizado, goza de un nivel de vida increíble, el cual fue denunciado por un estrecho colaborador suyo, quien, como revisor de cuentas tuvo la mala idea de pedir que le mostraran los balances de la Federación y la Obra Social (OSPRA).

A raíz de una de nuestras notas sobre la Federación Argentina de los Trabajadores de Prensa, se generó una serie de reacciones entre afiliados de ese sindicato y uno de ellos, estrecho colaborador de Granero titular de la FATPREN, revisor de Cuentas y afiliado en Chubut, dio su testimonio sobre aspectos desconocidos de quien desde el 2007 rige los destinos de la Federación, la cual engloba a todos los sindicatos de prensa de la república argentina.

Hugo Pafumi fue Prosecretario Gremial de FATPREN y revisor de Cuentas de la obra social OSPRA hasta el 2011, oportunidad en que fue echado de la organización, a raíz de un enfrentamiento que mantuvo con Gustavo Granero, al intentar conocer las cifras y los movimientos de los balances correspondientes a la Federación y a la obra social.

Definido como una persona de gran acercamiento a Granero, Pafumi relató en el programa Sintonía Fina de OPI/News, aspectos desconocidos de este humilde hombre que se fue de Río Gallegos en el 2007 como titular de la FATPREN, cargo al que accedió aun sin ser periodista formado, ya que ni siquiera posee los estudios secundarios finalizados.

“Ricardo Granero participa de la FATPREN gracias al Sindicato de Prensa de Río Gallegos –comenzó relatando Pafumi– y no llega a la FATPREN con el apoyo de Kirchner, porque allá (en Río Gallegos) era un anti kirchnerista, y de hecho la elección que lo lleva a él a la FATPREN en el 2007 y debido a las impugnaciones que se habían producido en el Congreso de Mendoza, Granero se mostraba muy temeroso de que le ocurriera lo mismo y el que le hizo de contacto para consultarlo a Kirchner sobre si esa impugnación venía del lado del gobierno nacional (cosa que no era así) fue el propio Peralta que consultó a Néstor sobre el particular”.

Sobre su vinculación con Granero, Pafumi señaló: “Me invita Gustavo Granero en el 2007 a formar parte de la FATPREN, como integrante del Sindicato de prensa de Chubut y trabando desde allí gracias al Convenio Colectivo que logramos en el 2008, después de muchos años de lucha en Argentina, la FATPREN empieza a recibir los aportes convencionales de los compañeros del interior y además la obra social OSPRA que engrosan la caja, con aporte de los mismos afiliados”.

“Las diferencias con Granero comienzan cuando yo observo que los recursos de la FATPREN y de la obra social no iban donde estaban destinados –recordó Pafumi– y ahí empieza una gran discusión con Granero, quien emprende una campaña para expulsarme de la Federación, cosa que logra en noviembre del año 2011”.

El integrante del Sindicato de prensa de Chubut hizo hincapié en el nivel de vida que lleva Granero y lo vinculó estrictamente en el arbitrario manejo de fondos que tiene, tanto de la Federación como de la obra social. Al respecto dijo:

“Actualmente, Granero, a mi entender, hace uso, no solo ilegal de los recursos de los trabajadores de prensa ya que no son solo indebidos, son inmorales, porque lo que hace Granero, es vivir –por ejemplo– en un departamento en el Piso 33 de calle Marta Lynch 133 en Puerto Madero, donde paga 21.500 pesos por mes y cuyo alquiler es pagado desde la caja de la Obra Social (OSPRA)”.

Luego añadió: “A esto hay que sumarle un montón de cosas que Gustavo Granero hace que le paguen sin ningún tipo de control interno ni oposición alguna y disfruta de manejar una Dodge Jounary de la O.S. y tiene un pasar muy dispendioso porque hemos logrado desde Argentina que fuera miembro de la Federación Internacional de Prensa, de la cual es Vicepresidente Senior de esa Federación y ocupa una serie de cargos muy importantes, sin que tenga la secundaria cumplida y de esto yo me desayuno hace un año y medio atrás, después que me desafectan de la FATPREN y comienzo a recibir información de quién era Granero, porque yo jamás me he metido con la vida personal de los compañeros”.

Más adelante agregó: “Mi expulsión de la FATPREN está impugnada ante el Ministerio de Trabajo de Tomada, tema del cual llevan ya más de un año para resolverlo, curiosamente cuando otros temas lo sacan en uno o dos meses. Mi expulsión fue indebida porque el juicio que citan por el cual me expulsan, nunca fue convocado, pero está claro que mi salida se gesta a partir del pedido de rendición de cuentas que le hago a Granero y hay dudas si de las cuentas de la FATPREN y de la obra social, no se fueron al menos 30 mil pesos a la campaña de Carlos Tomada, cuando él era precandidato a Jefe de Gobierno”, expresó.

Nosotros recordamos que, precisamente la nota publicada por OPI el 6 de marzo, habla de una jornada dentro del “Programa de Apoyo a la Formación Sindical”, un evento apoyado y financiado por el gobierno nacional a través del Ministerio de Trabajo que encabeza Carlos Tomada.

Sobre los motivos que rodearon su salida de la Federación, Pafumi dijo: “A mí me echan cuando yo le pido a Granero ver el balance del 2010/2011. Yo, como Supervisor de Cuentas, nunca tuve acceso al balance y cuando lo denuncié a la Superintendencia de Nación, dejaron el expediente dormir el sueño de los injustos porque cuando un revisor de cuentas de una obra social le dice que no lo dejan acceder a los balances, debe tomar medidas. Ahí está el verdadero problema. En la FATPREN y en OSPRA no hay control”, afirmó.

Más adelante añadió: “Hay muchos compañeros de la FATPREN que se han desayunado con esto y ahora quieren ver porqué Granero insiste en renovar el mandato y estos compañeros están decididos a impedirle este propósito. Granero quiere repetir el próximo sábado, donde hay un Congreso de la FATPREN, otros 3 años de mandato” y a continuación aclaró; “La información que me llegó es que días atrás estuvo Granero en Río Gallegos e hizo una convocatoria por Facebook a una escasa asamblea que se hizo en las dependencias del sindicato de Taxis ahí en Gallegos. En realidad, lo que hizo el Secretario General, es recorrer el país en busca de Congresales y así llegó a Gallegos de donde extrajo 3. Yo creo que los compañeros que van de Congresales actúan de buena fe sin saber que Granero es un derrotero de mentiras, pero hay que aclarar que los compañeros congresales tendrían que llevar mandato de los afiliados del sindicato y saber lo que está pasando en la FATPREN y saber qué están votando” aclaró y seguidamente opinó sobre los verdaderos objetivos que advierte del Secretario General de la Federación: “Es claro que Granero está buscando Congresales de su lado porque si no el sábado 16 esta fiesta se termina, porque esa fiesta involucra mucho más que el gasto del departamento y el buen pasar de Granero y su familia que es sacado de la caja de la FATPREN y de la obra social”.

“El Sindicato de Río Gallegos –continuó diciendo– tendría que haber sido normalizado hace muchos años atrás con una amplia convocatoria a los compañeros de prensa para constituir un sindicato fuerte ahí en Santa Cruz. Granero ha dicho en varias oportunidades que pretendía manejar esto con muy poca repercusión porque tenía temor a la filtración política adentro del sindicato, lo cual es un verdadero disparate, porque hay que respetar la ideología de cada compañero y lo que hay que hacer es construir un sindicato fuerte de prensa en Argentina y uno de esos lugares es Gallegos”.

Pafumi también afirmó sobre otros gastos del titular de la FATPREN: “Granero va a Río Gallegos a visitar a su familia y para en una suite del Hotel Río que la pagamos los trabajadores de prensa. En el mes de diciembre estuvo un mes en EEUU, donde viajó con sus hijos y su nueva esposa Karen Cepeda Díaz, una colombiana que llegó a Argentina hace pocos años y hoy, por impulso de Granero, es la Coordinadora para América Latina y el Caribe de la FEPAL. Pasó allí la ‘navidad blanca’ en un viaje de placer que pagamos todos los trabajadores de prensa y tengo entendido que fue de luna de miel a Rusia, después de casarse el año pasado, oportunidad en la que hizo una fiesta fastuosa que duró todo un fin de semana en la estancia La Candelaria con un costo aproximado de 80 mil pesos. Además, Gustavo Granero no se priva de gozar de la velocidad en su poderosa moto Ducatti 1300, una máquina poco frecuente de ver aquí en Argentina, vehículo al que le estamos pagando el garaje a la vuelta de la FATPREN, con fondos de la Federación”, expresó el chubutense.

Finalmente, Pafumi recordó lo que deberían hacer los afiliados de prensa en esta ciudad: “El mensaje a los trabajadores de prensa de Río Gallegos es que la FATPREN es mucho más que Granero y que ya mismo procuren una asamblea con los Congresales y que éstos lleven mandato y expongan qué quieren los afiliados de esa ciudad. La historia de la FATPREN es que llegan congresales de todo el país sin mandato de los trabajadores y ahí, una noche antes, distribuyen los cargos y llegamos a esto porque los compañeros no participan. Tipos como Granero pueden hacer estas cosas, porque falta participación de los afiliados”, concluyó.

Los Congresales del sindicato de prensa en Río Gallegos son: 1er. Congresal titular: Fernando Tornau (Diario Tiempo Sur), 2do. Congresal titular: Julio Mansilla (LU 85 TV Canal 9), 3er. Congresal titular: Alberto Barría (Diario Prensa Libre); 1er. Congresal suplente: Ariel Figueroa (Diario La Opinión Austral), 2do. Congresal suplente: Gustavo Granero. (Agencia OPI Santa Cruz)

 [1]           Fuente de información: Clarín, 10/1/14, “Denuncian por corrupción a un dirigente de prensa kirchnerista”, http://www.clarin.com. Más información: OPI Santa Cruz, 20/3/13, “Gustavo Granero perdió la conducción de FATPREN”, http://opisantacruz.com.ar.

[2]           Fuente de información: OPI Santa Cruz, 11/3/13, “Gustavo Granero, titular de la FATPREN, paga $ 21.500,00 de alquiler un departamento en Puerto Madero y goza de un pasar inigualable”, http://opisantacruz.com.ar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s