La Corrupción K en la “Década Ganada” (Capítulo XL)

CAPÍTULO XL 

SOBRESUELDOS DE LOS FUNCIONARIOS PÚBLICOS

La corrupción lleva infinitos disfraces. Frank Herbert

1. El método para enriquecerse[1]

a) Ex ministros cuentan cómo los funcionarios públicos se enriquecen ilegalmente

De los funcionarios de la gestión de su esposo y de su primer y segundo Gobierno, varios son investigados por malversación de fondos públicos, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

Ex funcionarios de las gestiones de Néstor y Cristina Kirchner cuentan cómo es la trama de corrupción. La connivencia con empresas, los sobornos, subsidios y favores pagos.

El escándalo que azota al Partido Popular en España es historia vieja en la Argentina. Pero la historia siempre se recicla. El partido de Mariano Rajoy, presidente de Gobierno español, debe explicar a la Justicia y a la sociedad el pago de sobresueldos a funcionarios de miles de euros pagados durante veinte años. Para los investigadores, esos fondos provenían de coimas.

 b) Connivencia entre empresarios y funcionarios 

En la era K, la rueda de la corrupción también gira en torno a la connivencia entre empresarios y funcionarios. Así lo explicaron a Perfil ex miembros de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, que a continuación relatan cómo los funcionarios públicos se enriquecen ilegalmente y qué mecanismos sustituyen la vieja usanza del sobre con efectivo que reveló la ex secretaria de Medio Ambiente menemista María Julia Alsogaray. La clave: las empresas proveedoras del Estado o a cargo de concesiones públicas.

Los mecanismos que sustituyen los tradicionales sobresueldos son el manejo irregular de fondos públicos y subsidios, las denominadas “cajas” y “caja chica”, los favores a empresarios a cambio de retribuciones, el lobby a favor de un empresario, el tráfico de influencias y el cobro de un porcentaje a las empresas que quieren participar de una licitación.

“Con Néstor se hacía caja con la infraestructura. Estaba centrado en eso. Ahora el juego es más abierto”, contó a Perfil un ex funcionario que pidió no dar su nombre.

Poderes fácticos.

Desde Santa Cruz, donde ahora se dedica a dar clases, Sergio Acevedo, ex secretario de Inteligencia del Gobierno de Kirchner y ex gobernador de esa provincia, asegura que “hay una matriz: la financiación de la política es funcional al establishment económico y financiero, y todavía es una deuda pendiente porque realmente no sabemos de dónde proviene el dinero que utiliza la política”.

“Me parece que no hay posibilidad de que se castigue o se prevenga tanto el mecanismo de los sobresueldos como otro que implique corrupción. Además de la responsabilidad de los políticos, la corrupción les conviene a los poderes fácticos”, añadió Acevedo.

−¿Cuáles son esos poderes fácticos?

−El petróleo, el transporte, el juego, entre otros.

 c) “Hacer caja” 

Un actual funcionario del Gobierno contó a este diario que un ex jefe de Gabinete de Cristina Fernández de Kirchner debió dejar su cargo cuando uno de los hombres de mayor confianza de la Presidenta lo acusó de hacer “caja” con el Registro Automotor y las fuerzas de seguridad.

En el Gobierno, fueron públicos los insultos propinados por la entonces secretaria del acusado hacia el funcionario que “lo mandó al frente” con la Presidenta.

La diputada opositora Graciela Ocaña, ex ministra de Salud de CFK, aseguró a este diario: “A lo que dice Acevedo sobre poderes fácticos, le agregaría que cuando yo estaba en el Gobierno observaba que se hacía caja en algunas áreas y en otras no. Hoy veo que se hace caja en todas las áreas del Gobierno. El financiamiento de la política es el motor de la corrupción”.

Gerardo Conte Grand, quien integró el grupo Talcahuano en el Congreso, fue uno de los legisladores del peronismo que denunció en 2002 el pago de sobresueldos a los miembros de ese bloque. Hoy, al ser consultado sobre cómo se utiliza el dinero público, afirmó: “Estoy seguro de que los fondos de la SIDE se siguen usando para fines non sanctos”.

Ocaña agrega: “Los sobreprecios son uno de los mecanismos que identifiqué. El negocio para el funcionario es el porcentaje de retorno que recibe. Otro es indicar a qué proveedor se debe contratar”.

Para la diputada, “la mayor corrupción en el Gobierno es cuando se direccionan licitaciones, incluso desde la confección de los pliegos. También destruir medicamentos que nunca se entregan porque si vuelven a comprarlos, se quedan con un porcentaje de retorno. Se compraron ambulancias que no se usaron. Si se aplica un sistema de compra eficiente, se terminan los negocios”.

Ricardo Cirieli fue subsecretario de Transporte Aerocomercial durante el gobierno de Néstor K. Recuerda que “cuando asumió (el ex secretario de Transporte Ricardo) Jaime vino en micro desde Córdoba, no tenía dónde vivir, siempre usaba la misma ropa. Le conseguí una habitación en un hotel del gremio de peones rurales, el Facón Grande, sobre la calle Reconquista. Pero a los seis meses de estar en la función pública se mudó frente al Four Seasons, empezó a usar trajes caros, y relojes y anillos de oro”.

−¿Jaime cobraba sobresueldos?

−No le coincidían sus ingresos con su estilo de vida. Él siempre se jactaba de su línea directa con Néstor. Sospecho que la plata venía de arriba o de las empresas. Cuando viajaba al exterior en misión, aunque fuera por 4 o 5 días a España, su secretaría pedía 10 mil dólares de gastos eventuales. Nosotros pedíamos 500 dólares.

−¿Cómo se enriqueció?

−Había un interés sospechoso en que los subsidios se les entregaran a determinadas empresas. Se percibía la connivencia entre empresas y la Secretaría de Transporte. La corrupción viene por la relación con las empresas. En 2007, antes de que Cristina ganara las elecciones, recibí una denuncia anónima que decía que en Transporte pedían 50 mil dólares de coima para mover expedientes cajoneados de transporte automotor y aerocomercial. Se lo mostré a Jaime, me dijo que no hiciera caso. Envié la denuncia a la Sigen y al fiscal Manuel Garrido. Ganó Cristina a los pocos días y me cambiaron la cerradura de mi despacho.

 2. Escándalo en una provincia K por los sueldos de los funcionarios[2]

 a) Chicanas para aumentarse los sueldos 

El gobernador de Río Negro de signo K, Alberto Weretilneck, anunció que en las próximas semanas reducirá los sueldos más altos de la administración pública y prometió que en el transcurso del año achicará la planta de funcionarios.

Estas decisiones fueron tomadas después de que se revelaron los desproporcionados ingresos mensuales de sus colaboradores y de las cabezas del Tribunal de Cuentas y de la Justicia rionegrina. Algunos de ellos ganan incluso más que el propio Weretilneck, cuyo ingreso ronda los 61 mil pesos mensuales.

A mediados de 2013, al gobernador le llegaron rumores de que tanto en el Tribunal de Cuentas como en la Justicia los directivos de estos organismos habían encontrado resquicios −tales como suplementos, adicionales, viáticos y gastos reservados− para aumentarse descontroladamente los salarios.

Con el fin de comprobar los dichos mandó a elaborar una nueva planilla de sueldos, en la que saltó que había por los menos cuatro percepciones por encima de la suya, es decir, de entre 60 y 70 mil pesos, y una gran cantidad de salarios que rondaban los 50 mil.

Solo las mensualidades de los 10 funcionarios del gobierno que mejor cobran sumaban alrededor de 1 millón de pesos mensuales de gasto. A esta cifra hay que sumarle otro millón en adicionales que engordan de forma “no oficial” los sueldos.

El deseo de Weretilneck es aplicar una ley de regulación salarial a los tres poderes impulsada por el ex gobernador fallecido Carlos Soria.

Soria también pretendía reestructurar la planta de 20 mil empleados estatales para reducir el déficit rionegrino que alcanzó los 400 millones de pesos en 2013 y podría llegar a los 1000 millones en 2014.

Pero cuando el actual gobernador asumió, sus primeras decisiones fueron aumentar los sueldos de los funcionarios y cancelar el pase a disponibilidad de los agentes.

 b) Gastos suntuosos en viáticos y adicionales 

Weretilneck no dio mayores precisiones de cómo actuará, aunque se sabe que en lo inmediato quiere acotar los sueldos de la Defensora del Pueblo, Nadina Díaz, el fiscal de Investigaciones Administrativas, Marcelo Ponzone, así como los de varios de los miembros del Tribunal de Cuentas, todos entre los 60 y los 70 mil pesos por mes.

El legislador radical Bautista Mendioroz aseguró que el gobierno de Weretilneck cuadriplicó el déficit en dos años de mandato y calificó de “suntuoso” el gasto cotidiano, en viáticos y adicionales, que realizan los principales funcionarios rionegrinos.

“Mientras tanto los hospitales no tienen insumos y los patrulleros de la provincia no tienen combustible”, dijo Mendioroz. Al gobernador se lo ha acusado además de abusar de los viajes en avión. Para el 2013 se esperaba un presupuesto final de 6 millones de pesos en traslados en aeronaves privadas.

Por estos días Weretilneck enfrenta una grave crisis social en su provincia. El gremio ATE mantiene prácticamente parada la salud pública, realizando a su vez manifestaciones y cortes en calles, rutas en reclamo de mejoras salariales. Los trabajadores exigen un piso de ingresos de 10 mil pesos, el mismo que se le otorgó a la policía. 

[1]           Fuente de información, Revista Norte, 28/1/13, “Ex ministros cuentan cómo los funcionarios públicos se enriquecen ilegalmente”,  http://revistanorte.com.ar.

[2]           Fuente de información: Clarín, 9/1/14, “Un gobernador K prometió que echará funcionarios y bajará sueldos”, http://www.clarin.com.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s