La Corrupción K en la “Década Ganada” (Capítulo XXVI)

CAPÍTULO XXVI

LOS EXTRAÑOS VIAJES DE CAPITANICH A LOS PARAÍSOS FISCALES

El castigo del mentiroso es no ser creído aun cuando diga la verdad. Aristóteles

1. Los negocios detrás de los viajes[1]

a) Algo más que turismo  

El gobernador de Chaco viaja seguido al paraíso fiscal y le habría prestado el avión a Leonardo Fariña, el supuesto valijero de Lázaro Báez. Enfurecido propuso un control popular a la prensa. Sus negocios en la soja y la construcción.

Jorge Capitanich viaja hace años a Panamá en el avión privado de la provincia, que le habría prestado a Leonardo Fariña para ir a ese destino en enero de 2011, según reveló ayer el diario La Nación y ahora investiga la justicia.

No es la primera vez que el gobernador tiene que explicar su relación con el país emblema de los paraísos fiscales: Entre el 28 de diciembre de ese año y el 6 de enero próximo viajó a Panamá y a Haití, donde se entrevistó con el presidente Michel Martelly, según informó oficialmente una vez conocida su estadía.

 b) Conflicto con el vicegobernador

 Ese viaje profundizó su crisis con el vicegobernador, Juan Carlos Bacileff Ivanoff, quien desconocía la situación mientras lo reemplazó en el Ejecutivo. Pronto comenzó a marcar sus diferencias con el “Coki”.

Pero la noticia de que su avión también estuvo en manos del supuesto valijero del empresario Lázaro Báez, mencionado como el testaferro de Néstor Kirchner, lo alternó como nunca y a través de un comunicado propuso una ley de ética periodística que obligue a los medios a presentar “una declaración jurada de bienes”.

“Hace tiempo que está fastidioso y prefiere evitar Resistencia y andar por el interior. Esta vez las denuncias le pegaron”, contó a LPO un dirigente que suele seguir sus movimientos.

Su segundo mandato parece interminable. A las peleas con su vice se sumó una crisis económica que no tiene límites y lo obligó a suspender el pago a proveedores, quedando la gobernación sitiada por permanentes reclamos.

Lejos quedó aquella intención de reprimir frenada por su ex esposa y ahora diputada Sandra Mendoza, dicen, quien lo reclutó para el peronismo y ahora queda claro, era el veradero sostén político de la pareja.

 c) La fortuna de Capitanich 

¿Por qué Capitanich viajaba tan seguido a Panamá? ¿Cómo es que su nombre aparece mezclado con el valijero Fariña, supuesto especialista en lavar plata negra de la política?

En el Chaco se habla mucho de los fastuosos proyectos inmobiliarios que en su primera gestión cambiaron la fisonomía de Resistencia y alentaron los rumores sobre sus vínculos con las constructoras locales.

Pero la construcción no es el único rubro de una supuesta fortuna de alcance inimaginable. En 2008 reconoció ser parte fundador de Fondagro, un Fondo Común Cerrado de Inversión dedicado a la explotación agrícola de grandes extensiones de tierra, primero en el nordeste del país y luego en la provincia de Buenos Aires.

“Dice que se desvinculó pero maneja al menos el 10% de la producción de soja de la provincia”, comentan en Chaco.

También se lo involucra con la filial local de la red de negocios de venta de electrónicos Megatone, otra de las patas del modelo. Casualidad o no, esta marca suele auspiciar espectáculos locales.

Un porfolio de negocios así permiten especular que sus viajes a Panamá eran para más que turismo. Sobre todo porque la prensa local asegura que su avión tiene una actividad intensa y hasta lo habrían tenido que cambiar. “Varias veces hizo paradas de urgencia antes de llegar a Centroamérica”, aseguran.

Otra versión menciona el tránsito de dinero hacia la vecina Paraguay.

 d) Crisis política 

Como sea, los nervios de Capitanich no son en vano: Su coyuntura política no es la mejor, sin socios locales y obligado a ser candidato testimonial para mantener vigencia para 2015.

“Lo que le pasa es que está solo, porque gobierna solo. Insulta a todo su gabinete y no construye políticamente. Solo así se explica que esté enfrentado al vice que lo acompaña desde 2007”, lo describen. La crisis económica tiene también relación con su distancia de la Casa Rosada.

Mientras se especulaba con que sería vice de Cristina, lejos de eso Máximo Kirchner le impuso los dos candidatos a diputados nacionales. Discutieron feo y hasta dicen que hubo sillazos. Después vino su segundo mandato, donde no tiene días tranquilos.

 2. Enriquecimiento y pocas explicaciones[2] 

Jorge Capitanich es el flamante jefe de Gabinete de Ministros de Cristina Kirchner. Llega a la Casa Rosada luego de cumplir uno de los requerimientos excluyentes del oficialismo: ser millonario y no poder explicarlo.

Hoy se conoció su declaración jurada, la de un millonario en realidad. Es que el gobernador del Chaco en licencia, declaró ante la Oficina Anticorrupción una fortuna de casi cuatro millones de pesos.

Su patrimonio pasa a ser uno de los más altos dentro del Gobierno, ascendiendo a $3.796.122,66. Solo hay tres ministros que le ganan en millonadas: Arturo Puricelli, Luis Manzur y Ricardo Echegaray.

Capitanich jura que tiene cinco propiedades y dos automóviles Renault Megane, ambos modelo 2006, cada uno valuado en $60.000.

A su vez, declara más de $2,5 millones de dinero depositado en cuentas bancarias y $111.547,77 en efectivo. Sus ingresos declarados en 2012 fueron de $186.421,39, mientras que declaró gastos personales por $165.096,84 en todo ese período.

¿Cómo hizo Capitanich para embolsar esa fortuna si casi toda su vida se dedicó a la función pública?

No parece un buen momento para preguntarlo, cuando acaba de ser nombrado jefe de Gabinete y aparece como la gran esperanza del PJ.

Ojalá que se anime algún juez, en algún momento de la historia.

 3. “Es el corrupto más dulce de la Argentina”[3] 

La diputada nacional electa por la alianza UNEN, Elisa Carrió, se refirió a los cambios en el Gabinete nacional pero especialmente a la elección de Jorge Capitanich como jefe de Gabinete, sobre quien dijo que es “el corrupto más dulce de la Argentina” porque “es alguien que miente mucho”.

“Nunca dudé”: Pobres palabras de un eterno segundón.

Seguían este martes (19/11) las repercusiones sobre los cambios en el Gabinete de Cristina Fernández. Especialmente concita la atención el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, que en las próximas horas asumirá como Jefe de Gabinete de Ministros y deberá pedir licencia en su provincia.

En relación a esta elección para el cargo del jefe de los ministros, la diputada nacional Elisa Carrió, criticó con ironía a su coterráneo: “es el corrupto más dulce de la Argentina”.

“Capitanich es alguien que miente mucho. Es el corrupto más dulce de la Argentina”, lanzó la legisladora en un comentario que publicó en su cuenta oficial en la red social Twitter.

Seguidamente, agregó que “Cristina elige al sucesor que ha hecho una fortuna en la década del 90 con el menemismo”.

Luego se explayó sobre el resto de los cambios en Gabinete: Cuestionó al nuevo ministro de Economía Axel Kicillof y al secretario de Comercio, Guillermo Moreno, al afirmar que “no hay racionalidad ni sensatez” en ambos funcionarios.

“¿Qué es el mal en la Argentina? ¿Qué es Kicillof? ¿Qué es Moreno? Un imbécil incapaz de pensar Vamos a tener que empezar de nuevo. No hay racionalidad ni sensatez en Kicillof ni Moreno. Esto es el camino de Venezuela. El peor de los caminos ha elegido Cristina”, apuntó Carrió en declaraciones a la señal de noticias TN que reproduce este martes 19/11 el diario Clarín.

Por último, la chaqueña se refirió a la reciente aparición pública de Cristina Fernández: “Después de la imagen vino la decisión. En un país civilizado un presidente no aparece con un perrito primero y después se anuncia el cambio de gabinete de tres personas. Ella aparece dulce pero aplica una política que duplica la propuesta”, remató.

 4. Capitanich, “el ahorrador virtuoso”

 a) Comentario de Clarín[4] 

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, cambió su discurso. Tras conocerse que tiene plazos fijos por montos elevados, el funcionario modificó su visión sobre el ahorro, una actividad que durante el fin de semana criticó con dureza.

“Es especulativo” y “promueve la avaricia” había dicho en el programa 6−7−8. Pero hoy, en su conferencia habitual de las ocho de la mañana, aseguró que, en su caso, el uso que hace del ahorro es virtuoso. Y aclaró que el atesoramiento de fondos es positivo “en tanto y en cuanto esté volcado al circuito productivo”.

Frente a los periodistas acreditados a Casa Rosada, el ministro coordinador enumeró tres modelos correctos de ahorro. “Si uno invierte en acciones eso sirve para financiar una empresa, para hacer inversiones, generar empleo y mejorar la estructura de salarios; si uno adquiere un título público puede financiar una obra pública que reduzca costos y aumente la productividad y competitividad de la economía y si uno lo vuelca al sistema financiero, como es mi caso personal, en definitiva es una virtud”, aseguró.

El cambio de concepto fue rotundo. El domingo, el jefe de Gabinete había embestido contra quienes atesoran en dólares. “El ahorro promueve la avaricia y es poco solidario con el resto de los argentinos”, había afirmado.

 b) Comentario de Urgente 24[5] 

Menos de 48 horas después de lanzarse contra los ahorristas, acusándolos de “avaricia”, y luego de que le recordáramos que él mismo ha declarado tener más de $2,6 millones destinados al ahorro (depositados en cuentas bancarias y en efectivo), el jefe de Gabinete Jorge Milton Capitanich intentó justificarse asegurando que en su caso el ahorro es una “virtud”. Y en Twitter, obviamente, no se lo dejaron pasar…

El jefe de Gabinete, Jorge Milton Capitanich, intentó defenderse de sus propias acusaciones luego de que horas antes criticara a los ahorristas. Pero su explicación solo trajo más enojo en las redes sociales. Y la sensación es casi unánime: “se nos ríe en la cara”.

Todo empezó el pasado domingo, en el programa ultra oficialista “678”, donde el funcionario sostuvo que “el ahorro promueve la avaricia y es poco solidario con el conjunto de los argentinos”.

La insólita frase motivó a que rápidamente se difundieran datos de su última declaración jurada ante la Oficina Anticorrupción (OA), donde el chaqueño declaró una fortuna de casi cuatro millones de pesos, de los cuales más de $2,5 millones se encuentran destinados al ahorro, o sea, depositados en cuentas bancarias y unos $111.547 en efectivo.

Tras las numerosas críticas que recibió, esta mañana el Jefe de Gabinete tuvo que responder sobre su dinero “ahorrado” y explicó lo siguiente: “Es una virtud generar un mecanismo de asignación de ahorros. Cualquier otra interpretación es un acto malicioso; es bueno hacerlo con absoluta precisión”.

En su habitual conferencia de prensa en Casa de Gobierno, el Jefe de ministros abundó: “Todo ahorro es virtuoso en tanto se vuelque al circuito productivo”.

Y en esa línea, concluyó sobre el tema: “Si uno vuelca sus ahorros al sistema financiero, como es mi caso personal, se genera un mecanismo de financiamiento que permite que quien tiene los ahorros sean capturados por alguien que tiene un proyecto”.

En Twitter no dejaron pasar inadvertida su insólita argumentación para algo que resulta injustificable.

Claro que la referencia fue a los de $2,5 millones que tiene depositados en cuentas bancarias, pero no explicó si también era virtuoso y solidario retener unos $111.547 bajo el colchón.

 5. Retrospectiva: el Chaco de Capitanich[6] 

En Febrero de 2010, el Ojo Digital publicó lo que denominó “repaso obligado” para que los lectores de todo el país tuvieran una visión de primera mano sobre la otrora “Provincia Presidente Perón”, en manos del ultrakirchnerista Gobernador Jorge Milton Capitanich.

Seguidamente se transcribe la nota, sumamente ilustrativa, escrita por Alejandro Pausanias. 

Una visita guiada a la tierra de la desesperanza: el Chaco de Milton Capitanich Popovich 

La provincia del Chaco vivió probablemente su más tenebrosa pesadilla gracias al gobernador más incompetente y corrupto de todos los tiempos. Esta provincia olvidada de Dios −y la Nación− ha visto pasar a una interminable serie de funcionarios, coloreados por una elevada dosis de corruptela y malversaciones varias.

Pero jamás ocurrió lo que ahora, con un escenario totalmente controlado y manipulado en formas maquiavélicas por la prensa adicta al Gobernador Capitanich. Porque aquí, el concepto de “libertad de opinión” es simplemente una abstracción: no existe.

Baste recordar lo sucedido a mediados de esta semana, cuando un grupo de piqueteros se había manifestado en formas no pacíficas frente a las oficinas del Canal 9 local, a partir de la evidente represión informativa que existe sobre la realidad de las agrupaciones sociales.

El resultado: un periodista golpeado, al igual que un número de mujeres policías que trataban de calmarlos. Ninguna radio FM dio espacio a la noticia.

Jorge Milton Capitanich Popovich seguramente es uno de los alumnos más destacados del kirchnerismo. Cualquiera que se le opone pierde el trabajo, los planes. En definitiva, lo pierde todo.

La gente que gustaría de arremeter a golpes contra la persona del Gobernador, no es poca. Lo que sí abundan son las razones. Exploremos algunos detalles de interés.

En las semanas previas a las elecciones del 28 de junio, se le otorgó a una ONG específica una partida dineraria para que comenzara a derribar casas de carácter humilde de los barrios periféricos a Resistencia, la capital provincial.

El objetivo era reconstruírlas, a partir de un plan de tinte claramente chavista. Una vez finiquitados los comicios, las familias que estaban destinadas a ocupar esas viviendas se quedaron apenas con los cimientos de lo que antes era su hogar.

Hoy viven prácticamente a la intemperie, en los alrededores del sitio donde se había planeado el emprendimiento. Han perdido todo, y su realidad es sistemáticamente ignorada por los medios de prensa provinciales −la mayoría en manos del Gobernador Capitanich−.

Por cierto, los operarios que trabajaron en el proyecto durante cuatro meses, y con la promesa de un buen sueldo, apenas pudieron cobrar un sólo mes y también se han quedado en la calle. Lógico: las elecciones ya habían transcurrido.

Pero hay más. En el tramo ferroviario que se pensaba nacionalizar, se construyeron un puñado de casillas que solo pueden categorizarse como “un par de ladrillos con techo”. No solo el “emprendimiento” de la Administración Capitanich costó una verdadera fortuna, sino que lo desarrollado no tiene aplicación alguna pues esas casas ni siquiera sirven para venta de choripán en medio del desierto. No hay nada pero, eso sí, todo está bien “pintadito de rojo y blanco”.

Durante los primeros seis meses del año pasado, el Gobernador dilapidó el presupuesto completo de 2009, al tiempo que se observó un agudo enriquecimiento de parte de funcionarios y punteros políticos.

Pero tampoco es la intención de este humilde columnista aburrir al abrumado lector. Baste referirse a algunos de los casos de enriquecimiento con mayor repercusión por aquí.

Uno se corresponde con el ex Ministro de Desarrollo Social y actual presidente del Partido Justicialista de la provincia, el Sr. Aldo Leiva, que también es el intendente de la localidad rural de General San Martín. Este individuo está siendo investigado por gravísimos hechos de corrupción que involucran el manejo de tarjetas alimentarias.

En esta causa, el mencionado se encuentra imputado y ha sido indagado junto con dos subsecretarios que supo cobijar bajo su cuestionada gestión: Gustavo Carballo (ahora Diputado Provincial) y don Miguel Colman.

Éstos han perjudicado al Estado en una cifra superior al medio millón de pesos, relacionada con la administración fraudulenta de 2.787 tarjetas alimentarias que, se suponía, debían ser entregadas a familias de escasos recursos.

No obstante, esos dineros fueron utilizados por “otras personas” para provecho propio. Algo que ya se está observando en un sinnúmero de localidades del conurbano bonaerense.

Los beneficiarios de los planes se enteran por accidente de que alguien que no es ellos, se está haciendo del dinero de sus subsidios. Un bizarro caso de usurpación de identidad y que Daniel Scioli conoce bien pues este mismo escenario está teniendo lugar en su provincia, mientras Ud. lee estas líneas…

Desde luego que la Fiscalía está intimando al Banco del Chaco y al Ministerio de Desarrollo Social, a los efectos de que contesten los requerimientos e informen sobre lo solicitado.

En otro orden de cosas, amenazado por incontables denuncias que tocan a sus funcionarios (incluída la realizada por su ex esposa), habiendo comprado −a la mejor manera “K”− las voluntades del diputado radical Bergia (en contra de sus pares y con apoyo justicialista le birló al candidato elegido por los radicales la presidencia de la legislatura), Jorge Milton Capitanich intenta construirse un Tribunal de Justicia complaciente para evitar las consecuencias penales de sus acciones.

Esta maniobra le valió el reproche público −aunque silenciado por los medios− y el distanciamiento del vicegobernador Juan Carlos Bacileff Ivanoff, quien hace públicos estos detalles en su sitio de Internet.

Los servicios de agua (SAMEEP) y energía eléctrica (SECHEEP, Servicios Energéticos del Chaco, Empresa del Estado Provincial) no transitan el mejor de los caminos.

Estos servicios básicos le son provistos indiscriminadamente a los “ocupas” y punteros en los campos del ejército y otras tierras privadas −usurpadas ilegalmente−. La falta de inversión en estos campos se han vuelto evidentes.

A pesar de las advertencias que venía recibiendo el Gobernador Capitanich Popovich de parte de la oposición y la sociedad, en momentos de su asunción, ya colapsan periódicamente los servicios.

No solo se ha visto afectado el contribuyente promedio, sino que se experimentan cortes reiterados de los mismos sin ninguna programación, con las consiguientes pérdidas para los comerciantes, derivadas de la quema de los artefactos eléctricos.

Sobre estos daños, por supuesto nadie se hace cargo.

Hoy, el Chaco sabe de barrios enteros que carecen de luz y agua por períodos de cuatro días e incluso más. Como si todo ello no importara, el ingreso de amigos y parientes en el plantel de esas empresas que están casi en quiebra no cesan. Y sus salarios son, como era de esperarse, elevadísimos.

La administración pública en general, entiéndase docentes, judiciales y policías, no ha recibido un solo peso de aumento durante el ejercicio 2009. Pero sí notaron, en sus recibos de sueldo, extraños y oscuros descuentos que nadie sabe a qué atribuirlos.

En forma encubierta, la provincia lleva un mes de atraso en el pago de los haberes. Cuando los lleva a cabo, esos pagos tienen lugar en forma escalonada, y se terminan de abonar entre los días 24 y 26 de cada mes.

La cantinela es la misma de siempre: “En la primera fecha, la provincia paga el 90% de los sueldos”, refieren desde el estado provincial. Pero ello se traduce en un mentira descarada, dado que jamás hay dinero en los cajeros automáticos. A fin de cuentas, los damnificados terminan cobrando −con mucha suerte− durante la segunda quincena del siguiente mes.

Con todo, los comentarios provenientes desde los pasillos del poder provincial ya se han dado a conocer: durante 2010 tampoco se otorgarán incrementos de salarios. En el mejor de los casos, los ofrecimientos que se concreten serán “en negro”, especialmente en el ámbito de la Educación. Éste es el interés que el Gobernador Jorge Capitanich tiene por las futuras generaciones de chaqueños.

Por supuesto, todo tipo de reportes prevén un incremento, pero no ya de sueldos sino de conflictos sociales y gremiales. La justificación es lógica: el tema del pago en negro había sido desterrado del Chaco, pero la Administración Capitanich lo ha resucitado convenientemente. En el resto de los gremios, la situación es un calco de lo hasta aquí descripto.

Pasando al terreno político, deben reflejarse las editoriales de los periódicos locales, que justifican el alineamiento de Jorge Capitanich Popovich (alias “Coqui”) con Néstor Kirchner y la Presidente Cristina Fernández, a partir de las necesidades de la “caja” local.

Pero, en concreto, lo poco que ha recibido el gobierno provincial desde la Nación ni siquiera alcanza para sostener la mitad de la estructura del “aparato” que Capitanich ha sabido construir. No es suficiente para mantener a las ONGs ni para sostener las demandas de las organizaciones sociales que ya están comenzando a exhibir evidentes signos de impaciente irritación.

El Gobernador ha prometido lo que no podía cumplir (cien mil puestos de trabajo, para el caso). En este escenario, se multiplican las versiones al respecto de que el arquitecto de la debacle chaqueña se encuentra a un tiro de piedra de cerrar un acuerdo político con el Dr. Eduardo Duhalde −referente con gran apoyo en la provincia−.

Pero, ¿sería conveniente para el Piloto de Tormentas mostrarse junto a un denostado e impopular Jorge Capitanich? Todo hace presumir que no lo sería en lo absoluto: ello podría jugarle en contra.

En el Chaco, la figura de Duhalde es seguida con interés por la ciudadanía. Por su parte, las fuerzas de seguridad mantienen un buen recuerdo del Dr. Alberto Lestelle, quien en su oportunidad supo demostrar un interés sincero por enfrentar a la problemática del narcotráfico −mal que hoy se ha vuelto endémico en este territorio−. Se percibe que Duhalde y los referentes del Peronismo Federal podrían suscitar una importante cuota de confianza, pero se insiste en el consejo para el hombre de Lomas de Zamora: “Para él, aproximarse al Gobernador no sería la mejor idea. Capitanich no es peronista; es un delincuente”. Es la frase que repercute en los círculos políticos opositores.

La miseria y la infelicidad reinantes hacen del Chaco una verdadera tierra de desesperanza. Por aquí es algo común observar a personas −especialmente niños− recorriendo las calles cual zombies y buscando algo para comer entre los desperdicios y la basura.

Mucho se ha hablado del grosero error que constituiría el traspaso del InSSSeP (Instituto de Seguridad Social, Seguros y Préstamos de la Provincia) a la Nación. Estos intentos han sido abortados siempre desde todas las administraciones públicas pues la provincia, literalmente, se hubiera incendiado.

El panorama social no permite avizorar un futuro promisorio en lo inmediato, y la conclusión es que, o bien el Chaco accede a algún tipo de financiamiento, o las cosas se irán aproximando raudamente hacia un terreno de extremo peligro.

El vagabundeo y la desocupación han ido en aumento desde la llegada de Jorge Capitanich. Los que no pertenecen a estos castigados sectores, subsisten gracias a su dependencia de la “caja”.

Así las cosas, el Gobernador parece haber copiado la política de inauguraciones que jamás tienen lugar, de la propia Presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Lo mismo que la acumulación de promesas incumplidas. Todo ello configura un cóctel que se encuentra a punto de hacer eclosión.

Ciertamente, no vale la pena referirse a la siempre presente cuestión de la inseguridad. El mismísimo cáncer de la corrupción se ha fagocitado a la cúpula policial y aquellos que todavía “sienten” el uniforme y la necesidad de cumplir con su deber, caen víctimas de un estrés insoportable, o bien son rematados por un agudo estado depresivo y problemas de salud derivados que son oportuna y sugestivamente encubiertos.

El resultado más evidente de esta realidad se traduce en crecientes robos y una multiplicación exponencial de la tasa de homicidios. Este tipo de episodios es planificadamente ignorado por los medios de comunicación del Chaco, sin importar que se categoricen de “históricos” desde el punto de vista estadístico.

La Administración Capitanich es, sin lugar a dudas, la más corrupta que se ha hecho de la conducción de nuestro territorio. Quienes residimos en el Chaco solo podemos apostar a mantener la fe frente a la posibilidad de que, algún día, tengamos un liderazgo que realmente contribuya a solucionar los problemas estructurales de la provincia.

 6. Dos denuncias de corrupción que salpicaron a Jorge Capitanich[7]

 a) Negocios dudosos 

El nuevo jefe de Gabinete debió dar explicaciones por un socio en la mira de los Estados Unidos y por los contratos de Sergio Schoklender.

Jorge Capitanich tiene una extensa carrera política y empresarial. En ese trayecto, que comenzó como funcionario provincial y siguió con cargos nacionales durante el menemismo y el duhaldismo y más tarde como gobernador de Chaco, resultó salpicado por duras denuncias de corrupción.

Capitanich se defendió públicamente en esos episodios y continuó su ascenso en la política. Primero, en el 2002, debió despegarse de uno de sus socios, el economista Aldo Ducler quien fue investigado por los Estados Unidos por supuesto lavado de dinero. El ex gobernador quedó en la mira por esa sociedad y por entonces vendió la parte de la empresa que lo unía con el polémico banquero.

En los últimos años, cuando conducía el gobierno de Chaco, Capitanich volvió a ser cuestionado por el rol de su gestión en el plan Sueños Compartidos, que había pisado fuerte en su provincia y que acumuló denuncias por irregularidades.

 b) Un ex socio bajo la mira de los estados unidos 

A fines de los 90, Capitanich se asoció en un fondo de inversión con Aldo Ducler, el economista que fue vinculado al llamado “Cartel de Juárez” e investigado por el Senado de los Estados Unidos por presunto lavado dinero.

Una empresa que perteneció al nuevo ministro de Gabinete integró un fondo para explotación agrícola junto a la polémica financiera de Ducler, en 1997.

Luego de que el caso estallara en la Argentina con el recordado “Informe de Lavado” presentado en el Congreso en 2001, Capitanich vendió su empresa y aseguró que no tenía “nada que ver” con el banquero bajo la mira internacional.

Ducler, según las autoridades norteamericanas, fue uno de los nexos de una red de lavado a través del banco off shore M. A. Bank, perteneciente a su financiera Mercado Abierto.

El banquero tenía cuentas en el Citibank Nueva York que se habrían utilizado para ingresar en la Argentina al menos 13 millones de dólares del narcotráfico mexicano.

En aquel entonces, Ducler aseguró que hubo una “falsa denuncia, falso testimonio y difamación” por parte del impulsor de la investigación, el jefe de Interpol de México. Pero los fondos de sus cuentas en Nueva York fueron congelados y luego su banco fue cerrado.

El nexo político de Ducler con Capitanich data de 1999, cuando el banquero fue asesor de Ramón “Palito” Ortega en la campaña presidencial. El tucumano había sido, a su vez, el padrino político del chaqueño e impulsó su carrera política antes de que se convirtiera en secretario de Desarrollo Social nacional.

El vínculo entre Capitanich y Ducler llegaría a ser comercial. En los 90, el gobernador de Chaco creó varias sociedades, entre ellas la consultora M-Unit SRL.

Esta firma incursionó en el negocio de la explotación agrícola como integrante del fondo de inversión Fondagro. Sus socios eran otras tres empresas: Mercofond, Custodia Sociedad Depositaria de Fondos Comunes de Inversión, Separ y Mercado Abierto, la financiera de Ducler acusada por los Estados Unidos.

Capitanich admitió al diario Crítica de la Argentina que fue socio de Fondagro. Pero dijo que no tenía “nada que ver” con Ducler.

El chaqueño vendió su parte de M-Unit en 2002, cuando ocupaba la jefatura de Gabinete durante la presidencia de Duhalde. El nuevo jefe de Gabinete vendió todas sus firmas en los últimos años: en su última declaración jurada, correspondiente a 2012, el funcionario chaqueño no declara ninguna participación en sociedades.

 c) Irregularidades en la construcción de viviendas 

La polémica por las irregularidades en la construcción de viviendas de la Fundación Sueños Compartidos durante el 2010, también salpicó al chaqueño. Chaco había sido una de las provincias donde la empresa de Sergio Schoklender había desembarcado con más fuerza. Las obras recibieron denuncias por sobreprecios y, además, la provincia mantuvo un conflicto con los trabajadores.

Jorge Capitanich y varios jefes comunales chaqueños habían firmado varios contratos con Schoklender y las Madres de Plaza de Mayo.

Meldorek, la constructora de Schoklender, había adherido a un convenio con la provincia para construir más de 1200 viviendas, pero sólo construyó 350. El dirigente social Raúl Castells, fue quien hizo la denuncia más dura: acusó a Sueños Compartidos de cobrar sobreprecios en sus obras de entre el 200% y el 500%.

El Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD), que obedece a Castells y que está liderado por Emerenciano Sena en Chaco, era clave dentro de las obras: aportaban sus militantes para trabajar en la construcción de las viviendas.

Carlos López, coordinador del MIDJ de Chaco, había manifestado por entonces: “La denuncias contra Schoklender en Chaco cayeron en vía muerta porque Capitanich, quedaba salpicado”.

El dirigente describió la calidad de las construcciones: “Eran casas prefabricadas con placas de fibrocemento y telgopor. Estas unidades no resisten en un clima como el nuestro”, afirmó.

El caso complicó a Capitanich cuando buscó la reelección como gobernador en la provincia. Durante la campaña, aclaró: “El programa aquí fue muy bueno, transparente, se les dio trabajo a 1500 personas y las casas se hicieron. Lástima el desenlace”, se lamentó.

En contra de la versión del ex apoderado, Capitanich dijo que el convenio “se hizo con la Fundación Madres y no con la empresa Meldorek”. Y agregó: “Lo que haya hecho este hombre con la fundación es otro tema, pero hicimos lo que correspondía, con los precios de mercado”.

 7. Las triviales conferencias de prensa de Capitanich[8] 

Y Jorge Capitanich llegó un día para explicarnos de manera “clara, contundente e indubitable”, las medidas del gobierno. Y se tomó la tarea tan a pecho que todo lo que cae en su esfera discursiva adquiere la forma de una minuciosa explicación.

Es como un buen maestro que intenta reafirmar las características de una correcta explicación para lo cual relaja el tono de voz y acompaña lo pausado de su discurso con el movimiento circular de las manos.

Es más, como si tuviera un pizarrón, siempre enumera con anticipación lo que va a decir y acompaña la exposición con lo que parece un esquema de contenido dividido en partes que se despliegan consecutivamente a lo largo de la explicación.

Quiere que lo comprendamos bien, por eso aclara una y otra vez los conceptos con palabras como esto implica, de manera que, por lo tanto, en este sentido, etc., y como imagina que no entendemos casi nada, introduce constantes reformulaciones, es decir, nos repite lo mismo varias veces pero con distintas palabras.

Pero a pesar de que le pone toda la onda, Capitanich ha comenzado a darse cuenta de lo difícil que es explicar y, últimamente, suele abandonar de tanto en tanto su rol de “explicador” para dedicarse a argumentar acusando por ejemplo a los empresarios de “acciones psicológicas de desestabilización permanente.

“Qué piola –quizás piense– si argumentar es algo innato en el ser humano y no hace falta aprender sus mecanismos ni sus vericuetos discursivos”. Y tiene razón, porque cualquiera de nosotros puede argumentar para defender sus puntos de vista, y si no, pensemos en los adolescentes que con tal de salirse con la suya, pueden llegar a demostrar que las vacas vuelan.

Por eso los políticos son tan buenos argumentadores, porque saben que poco importa lo que sucede en el mundo real, y que con las palabras es posible crear mundos paralelos, otras realidades, cuya verdad o falsedad solo responde a la lógica interna del propio discurso.

Pero como la misión de Capitanich es convencernos racionalmente con la explicación y no con la argumentación, él cree que para que lo entendamos, es suficiente con no valerse de “modelos ergonométricos ni de fórmulas matemáticas complejas”, y no se da cuenta de que en realidad “habla en difícil” y de que haciendo alarde de su prodigiosa memoria, abunda en tecnicismos y en cifras innecesarias.

En síntesis, sus explicaciones son actos absolutamente fallidos, en primer lugar, porque lo que intenta explicarnos queda invalidado por la realidad misma, pero además y sobre todo, porque no tiene claro a quién le está hablando, y en vez de comunicar las medidas del gobierno a su verdadera audiencia –los periodistas que lo escuchan cara a cara en las conferencias de prensa y la audiencia mediática, es decir, todo el país–, lo hace a un “nosotros” con el que inaugura cada frase y del que, obviamente, forma parte; es decir, que paradójicamente, le explica al propio gobierno lo que este le ha pedido que nos explicara a nosotros.

Por eso, esa tranquilidad pasmosa del maestro de alma que parece decir: “Soy capaz de explicar lo mismo cincuenta mil veces”, hasta el movimiento circular de las manos, el ladeo tenue de la cabeza y la concentración estrábica de sus ojos en trance –que no paran de explicar y explicar y explicar– no le sirven de mucho.

[1]           Fuente de información: La Política online, 29/4/13, “Los negocios de Capitanich detrás de los viajes a Panamá”, http://www.lapoliticaonline.com.

Más información: La Jauría, investigaciones socio-políticas, 4/9/05, “Negociados de Capitanich”, http://www.lajauria.supersitio.net. Alfredo Leuco: 2/12/13, “Capitanich y los fondos de Santa Cruz”, http://alfredoleuco.com.ar.

[2]           Fuente de información: Tribuna de Periodistas, 20/11/13, ”Jorge Milton Capitanich, un nuevo millonario en el gabinete, http://periodicotribuna.com.ar.

[3]           Fuente de información: Urgente 24, 19/11/13, “Carrió sobre Capitanich: ‘Es el corrupto más dulce de la Argentina’ ”, http://www.urgente24.com. Atajo-Avizora, 15/8/09, “Jorge Capitanich confiesa ser un corrupto”, http://www.avizora.com.

[4]           Fuente de información: Clarín, 4/2/14, “Capitanich sobre el ahorro: Si uno lo vuelca al sistema financiero, como es mi caso, es una virtud”, http://www.clarin.com.

[5]           Fuente de información: Urgente 24, 4/2/14, “Unánime: Capitanich, ‘el ahorrador virtuoso’, se nos ríe en la cara”, http://www.urgente24.com.

[6]           Fuente de información: El Ojo Digital, 11/2/10, “Una visita guiada a la tierra de la desesperanza: el Chaco de Jorge Milton Capitanich Popovich”, http://www.elojodigital.com.

[7]           Fuente de información: La Nación, 21/11/13, “Dos denuncias por corrupción que salpicaron a Capitanich”, http://www.lanacion.com.ar.

[8]           Fuente de información: Infobae.com, 12/2/14, “A quién le habla Capitanich” (Andrea Estrada), http://opinion.infobae.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s