La Corrupción K en la “Década Ganada” (Capítulo XXXV)

CAPÍTULO XXXV 

LOS ESCÁNDALOS DEL VICEPRESIDENTE AMADO BOUDOU

 

“Está bien que la justicia investigue, solo les digo que es mentira”. Amado Boudou

Podemos engañar a los hombres, pero no a nuestra conciencia. Cristina de Suecia

1. Denuncia penal por enriquecimiento ilícito[1] 

El escándalo que salpica al vicepresidente Amado Boudou en torno a sus vínculos con empresarios que oficiarían de testaferros suyos en negocios millonarios con el Estado −que recrudeció gracias a la adquisición de la ex firma Ciccone− no deja de deparar sorpresas día tras día.

Gracias al testimonio de la ex mujer de Alejandro Vandenbroele, uno de los supuestos prestanombres de Boudou, se pudo descubrir la punta del ovillo de una trama que hoy ha impulsado una investigación judicial por supuestas negociaciones incompatibles que roza al referido funcionario.

Sin embargo, hay un punto que pocos han puesto a consideración y es el que está vinculado al eventual enriquecimiento ilícito del ex Ministro de Economía. Se trata de un delito que está tipificado en el artículo 268 del Código Penal.

Por ese motivo, quien escribe estas líneas ha presentado una denuncia penal −junto al abogado Alejandro Sánchez Kalbermatten− en las últimas horas en la que pide que se investigue la configuración de los delitos de encubrimiento y lavado de activos de origen delictivo (art. 277 del Código Penal) y enriquecimiento ilícito. La causa lleva el número 1999/2012 y quedó radicada en el Juzgado Federal nº 4 a cargo del juez Ariel Lijo.

“La acción se dirige, en principio, contra el Señor Vicepresidente de la Nación, Señor Amado Boudou, DNI 16.012.714, presumiblemente con domicilio en Juana Manso 740, piso 25, Departamento 3, Torre 2, Puerto Madero, Ciudad Autónoma de Buenos Aires; y contra toda otra persona que la investigación señale autor, cómplice o encubridor de los hechos que, de inmediato, paso a relatar”, asegura la denuncia de marras.

En el mismo documento, se detalla a quiénes debe investigarse −Alejandro Vandenbroele, José María Núñez Carmona, Juan Carlos López y Agustina Kampfer− y se adjunta documentación reveladora.

Asimismo, se pide que se ponga el foco sobre los accionistas e integrantes de las sociedades sospechadas, esto es, Compañía de Valores Sudamericana S.A, +continuadora de Ciccone Calcográfica S.A., y London Supply S.A, entre tantas otras, y eventualmente de las personas que participaron en las maniobras que condujeran al vertiginoso e injustificado incremento patrimonial de Boudou y cualquier otra que resulte de la pesquisa que se propugna.

Según la denuncia presentada, el Vicepresidente “no solo sería partícipe de sospechosas operaciones incompatibles con su función de servidor del pueblo, que lo incriminarían en un surtido de delitos que están siendo investigados por la justicia federal, sino también, que llevarían a suponer el enriquecimiento ilícito del aludido, en tanto los bienes que se estiman de su titularidad, testaferros mediante, de corroborarse −merced a esta encuesta que se propugna−, configuraría el delito previsto y reprimido por el art. 268 del Código Penal de la Nación”.

Allí se mencionan algunos de los hechos que rozan a Boudou: la compra de terrenos en el exclusivo Barrio Privado del Partido de la Costa denominado “Costa Esmeralda”, localidad de Pinamar, Provincia de Buenos Aires; a su participación accionaria directa o indirecta en las sociedades sospechadas de corrupción Compañía de Valores Sudamericana S.A y London Supply; y en la sugestiva locación “simulada” del inmueble que habita el enrostrado en calle Juana Manso 740, piso 25, Departamento 3, Torre 2, Puerto Madero, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, amén de contar con suculentas sumas de dinero depositados en cuentas bancarias locales, tales como Banco de la Nación Argentina, Banco Francés, American Express y Citibank, lo que no se condice con su sueldo de empleado público durante el última década.

En consecuencia, se pidió a la Justicia el entrecruzamiento de la información de las personas y empresas antes aludidas y las que se consignan a continuación, todas cercanas al Señor Vicepresidente, enfocándose especialmente en los movimientos y adquisiciones que hayan hecho aquellos y las firmas respectivas.

El detalle ofrecido a los investigadores, con documentos y referencias al Boletín Oficial, la Inspección de Justicia y otras entidades afines, muestra a las claras −y se muestra por primera vez en exclusiva− la metodología utilizada, donde se cruzan los mismos nombres en diferentes firmas, particularmente tres de ellos: Juan Carlos López, José María Núñez Carmona y Alejandro Vandrenbroele, quienes repiten sus nombres en diversas sociedades.

Lo que aquí se expone ha sido una exhaustiva labor de chequeo de documentos que llevó varios meses de trabajo. He aquí el resultado:

  1. Juan Carlos López: DNI 17.796.169. Esta misteriosa persona que hasta ahora casi no ha sido mencionada por los medios que siguen el affaire es uno de los más importantes en la matriz del caso Amado Boudou. Está en varias sociedades y aparece vinculado a José María Núñez Carmona (sindicado por varias fuentes como real testaferro del vicepresidente) y Alejandro Paul Vandenbroele (el otro supuesto prestanombre de Boudou).

Aparece en las siguientes sociedades:

Boletín Oficial de la República Argentina nº 32.345 del 24/02/2012

Empresa: Fuerza Laboral

1) Juan Carlos López, CUIT. 20−17796169−9, argentino, casado, DNI. 17.796.169, domiciliado en López de Gomara 3939, Mar del Plata, provincia de Bs. As., y Juan Carlos Mazzeo, CUIT 20−16012828−4, argentino, comerciante, nacido el 9/11/1962, divorciado, DNI. 16.012.828, domiciliado en Vieytes 1238, Mar del Plata, provincia de Buenos Aires. 2) Escritura 71 del 16/2/2012, Registro 1602, Capital. 3) Fuerza Laboral S.A. 4) Avenida Corrientes 3169, piso 8º m, departamento “80” C.A.B.A. 5) La Sociedad tiene por objeto dedicarse por cuenta propia o de terceros o asociados a terceros a las actividades a nivel nacional o internacional relacionada como una Empresa de Servicios Eventuales: Tendrá por objeto exclusivo poner a disposición de terceras personas −en adelante empresas usuarias− a personal industrial, administrativo, técnico, comercial o profesional, para cumplir, en forma temporaria, servicios extraordinarios determinados de antemano o exigencias extraordinarias y transitorias de la empresa, explotación o establecimiento, toda vez que no pueda preverse un plazo cierto para la finalización del contrato. Para su cumplimiento la sociedad tiene plena capacidad jurídica para contraer obligaciones, adquirir derechos y realizar todos los actos jurídicos que no estén prohibidos por las leyes y este estatuto. 6) 99 Años. 7) $ 411.645.− 8) Dirección: Directorio: Presidente: Juan Carlos Mazzeo; Director Suplente: Juan Carlos López, quienes constituyen domicilio especial en Avenida Corrientes 222, Planta Baja, C.A.B.A.; 9) Cierre ejerc. 30/6 de c/año. 10) Representación legal: Presidente y en caso de ausencia o impedimento el vice Presidente. Paula María Rodríguez Foster, DNI. 14.274.110. Autorizada en la Escritura 61 del 16/2/2012, Registro 1602, C.A.B.A. Escribana − P. M. Rodríguez Foster.

Boletín Oficial de la República Argentina 32.318 del 16/01/2012

Firma Beaver Cheek.

Por Transcripción de Actas de Asamblea del 31/8/2011, se eligen autoridades por renuncia del Director titular y Presidente: Sergio Gustavo Martínez y Director Suplente Mariano Esteban Martínez. Nuevas autoridades: Director titular y Presidente: Juan Carlos López, argentino, comerciante nacido el 1/11/1967, casado, D.N.I. 17.796.169, domiciliado en López de Gomara 3939, Mar del Plata, provincia de Bs. As.; Director a Suplente: Sandra Viviana Rizzo, argentina, comerciante, nacida el 27/7/1971, soltera, DNI. 22.313.578, domiciliada en Roque Sáenz Peña 531, Mar del Plata, provincia de Bs. As. y constituyen domicilio especial en Avenida Corrientes Nº 222, Planta Baja, C.A.B.A. Federico G. Rodríguez Foster. DNI. 14.742.221. Autorizado en la escritura 694, Registro 1602, Capital Federal. Certificación emitida por: Zulema B. Zarza. Nº Registro: 170. Nº Matrícula: 2893. Fecha: 09/01/2012. Nº Acta: 091. Nº Libro: 062.

Boletín Oficial de la República Argentina 31.605 del 02/03/2009

Embarcaciones Argentinas

1) Juan Carlos López, CUIT. 20−17796169−9, argentino, comerciante, nacido el 1º/11/1967, casado, DNI 17.796.169, domiciliado en López de Gomara 3939, y José María Núñez Carmona, CUIT. 20−14929376−1 , argentino, soltero, nacido el 24/10/1962, DNI. 14.929.376, domiciliado en la calle Roca 214, ambos de la ciudad de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires,; 2) Escritura Pública 56 del 12/02/2009, Registro 1602, Cap. Fed.. 3) Embarcacioies Argentinas S.A.. 4) Julio A. Roca 590, primer piso, Cap. Fed.− 5) La Sociedad tiene por objeto realizar por cuenta propia o de terceros o asociados, en la Argentina y en el extranjero, las siguientes actividades dentro de la actividad naval: INDUSTRIALES: Construcción, armado, reparación y mantenimiento de embarcaciones navales de todo tipo tanto de tanto dentro del territorio de la República Argentina como en cualquier país del extranjero. COMERCIALES: Compra y venta, alquiler, leasing, importación y exportación de embarcaciones navales de todo tipo y de todos los insumos necesarios para la construcción y/o aprovisionamiento de las embarcaciones. Constituirse en carácter de armador y realizar todas las actividades previstas en la legislación vigente. FINANCIERAS: En estricta relación a la actividad industrial y comercial naval la sociedad podrá realizar inversiones o aportes de capital a personas físicas o jurídicas de cualquier tipo y nacionalidad sin otras limitaciones que la resultante de la legislación vigente; dar y tomar préstamos de cualquier tipo con o sin garantía bajo cualquier modalidad contractual, quedando expresamente excluidas todas las operaciones comprendidas en la ley 21.526 y toda otra que requiera del concurso público. Para el cumplimiento del objeto social la sociedad tiene plena capacidad jurídica para contraer obligaciones, adquirir derechos y realizar todos los actos jurídicos que no estén prohibidos por las leyes y este estatuto.− 6) 99 años desde la insc. en I.G.J.; 7) $ 12.000; 8) Dirección: Presidente: José María Núñez Carmona, Director Suplente : Juan Carlos López, ambos constituyen domicilio especial en Diagonal Julio A. Roca 590, piso 1, C.A.B.A..− 9) Cierre ejercicio: 31/12 de cada año. 10) Representación legal: Presidente y en caso de ausencia o impedimento el vice Presidente. Autorizada en la Escritura 56 del 12/2/2009. Escribana − P. M. Rodríguez Foster Legalización emitida por: Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires. Fecha: 17/02/2009. Número: 090217070540/3. Matrícula Profesional Nº: 3995.

Boletín Oficial de la República Argentina 31.442 del 08/07/2008

Inversiones Inmobiliarias Aspen

Por Acta de Asamblea del 3/7/2006, se designaron nuevas autoridades: Presidente: Juan Carlos López, argentino, comerciante, nacido el 1º/11/1967, casado, DNI. 17.796.169, domiciliado en López de Gomara 3939, Mar del Plata, provincia de Buenos Aires; Director Suplente: José María Núñez Carmona, CUIT. 20−14929376−1, argentino, nacido el 24/10/1962, soltero, DNI. 14.929.376 , domiciliado en Libertad 1661, piso 7, departamento “B” , C.A.B.A., y ambos constituyen domicilio especial en Libertad 1661, piso 7, departamento “B”, C.A.B.A.. Autorizada en la Escritura 351 del 30/6/2008, Registro 1602, C.A.B.A. Escribana − P. M. Rodríguez Foster Legalización emitida por: Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires. Fecha: 2/7/2008. Número: 080702322526/9. Matrícula Profesional e. 08/07/2008 Nº 81.534 v. 08/07/2008

Cuadra remarcar que a través de la sociedad referenciada se adquirió el departamento en el que hoy reside Boudou en Puerto Madero, sito en calle Juana Manso Nro: 00740 piso: 25 dpto 3 − Unid: Torre 2. Otro sí digo: la empresa está ubicada en el mismo domicilio en el que vive Núñez Carmona.

  1. Vandenbroele Alejandro Paul. DNI 20.909.354. Su nombre aparece vinculado a:

−The Old Fund S.A. CUIT 30−71059166−7 (es la firma que se hizo cargo de Ciccone. Echegaray le dio plazos de pago muy elásticos).

Según el Boletín Oficial de la República Argentina, la empresa hace los siguientes movimientos:

Boletín Nro. 31.353 del 26/02/2008

Constitución Social: Por escritura pública de fecha 4−01−2008. Socios: Eduardo Alberto Razzetti, argentino, casado, nacido el 3 de abril de 1961, empresario, titular del Documento Nacional de Identidad 14.433.675, Avenida Luis María Campos número 1116, Piso 9º, Departamento “A” de Capital Federal; Carlos Fabián Dorado, argentino, casado, nacido el 4 de julio de 1960, empresario, titular del Documento Nacional de Identidad número 13.741.843, Luis García número 1550, Tigre, Provincia de Buenos Aires. Duración: 99 años. Objeto : La Sociedad tiene por Objeto : a) Desarrollar, administrar, gerenciar, y comercializar proyectos de inversión, financieros y no financieros, a través de vehículos financieros, como así también ofrecer servicios de gerenciamiento y administración de fondos de terceros con el objetivo de ahorro a mediano y largo plazo; b) Prestar servicios de consultoría, asesoramiento, y de análisis de proyectos de inversión, pudiendo a tales efectos utilizar la figura del Club de Inversores a los efectos de poder cumplimentar en mejor medida su Objeto social ; c) Ejercer Martes 26 de febrero de 2008 Segunda Sección BOLETIN OFICIAL Nº 31.353 5

Boletín Nro. 32.030 del 17/11/2010

Comunica que por: A) Asamblea Unánime de Accionistas del 01−09−09 se resolvió: 1) Aceptar la renuncia del director titular y presidente Eduardo Alberto Razzetti, 2) Designar el siguiente director io: director Suplente Titular y presidente: Alejandro Paul Vandenbroele y director Suplente: Sergio Gustavo Martínez, y B) Asamblea Unánime de Accionistas del 15−03−10 se resolvió cambiar la sede social a Tucumán 540, piso 28, oficina D, Capital Federal. Domicilio especial de todos los directores es en Quirno Costa 1273, 3º “B”, Capital Federal. Autorizado por instrumento privado de fecha 1 de septiembre de 2009 y 15 de marzo de 2010, Sergio Daniel Gastrell, tomo 66, folio 490. Abogado. Abogado – Sergio D. Gastrell Legalización emitida por: Colegio Público de Abogados de la Capital Federal. Fecha: 12/11/2010. Tomo: 66. Folio: 490.

01/07/2011

Boletín Nro. 32.182

Comunica que por Asamblea Unánime de Accionistas del 29−10−10 se resolvió: 1) Aumentar el capital social de la suma de $ 30.000.− a la suma de $ 57.000.−, 2) Reformar el Artículo Cuarto del Estatuto Social quedando redactado de la siguiente manera: “Artículo Cuarto: El Capital Social se fija en la suma de Pesos Cincuenta y Siete Mil ($ 57.000.−) representado por Cincuenta y Siete Mil (57.000) acciones ordinarias nominativas no endosables de Pesos Uno ($ 1.−), valor nominal cada una con derecho a un voto por acción. La sociedad podrá decidir el aumento de su capital dentro del quíntuplo conforme a lo dispuesto en los artículos 188, 1ª parte, y 234 inciso 4º de la Ley 19.550. La Asamblea que resuelva un aumento de capital podrá delegar en el Directorio la época de la emisión, así como la forma y condiciones de pago de la misma. Asimismo la Asamblea deberá fijar las características de las acciones que emita las cuales deberán ser ordinarias, nominativas no endosables, y con derecho a un voto por acción”. Autorizado por instrumento privado de fecha 29 de octubre de 2010, Diego Enrique Turcato, tomo 60, folio 562. Abogado.

Alejandro Paul Vandenbroele también aparece vinculado a:

−Ruta Sur Rentals (ver Boletín Oficial 31.806).

−Sulfargen (ver Boletín Oficial 28.770).

−Nuevo Federal (ver Boletín Oficial 28.761).

−La Isleña (ver Boletín Oficial 28.761).

  1. Núñez Carmona José María. DNI 14.929.376. Aparece vinculado a las siguientes empresas:

−Hábitat Natural (ver Boletín Oficial 31.961).

−Embarcaciones Argentinas (ver Boletín Oficial 31.605).

−Inversiones Inmobiliarias Aspen (ver Boletín Oficial 31.442). 

2. Amplían denuncia penal contra Amado Boudou[2] 

Se trata de la investigación iniciada por Tribuna de Periodistas. Este jueves se presentó ante la Justicia una ampliación de la denuncia que en marzo de 2012 Tribuna de Periodistas sustanció contra Amado Boudou por supuesto enriquecimiento ilícito.

Dice el escrito: “Que en legal tiempo y forma y por existir nuevas evidencias que agravarían la ya delicada situación del Vicepresidente de la Nación Argentina, en la causa de enriquecimiento ilícito que se le sigue, vengo en este acto a ampliar los términos de la denuncia inicial contra el mismo de acuerdo a las precisiones que seguidamente se enuncian”.

En el documento, se hace hincapié en que el Senado habría autorizado gastos de entre pesos treinta y ocho mil ($ 38.000) y pesos ciento cuarenta mil ($ 140.000) “al imputado de esta encuesta por recorridos que no estuvieron en la agenda del Vicepresidente de la Nación, aseverando además serias inconsistencias en las fechas de los documentos”.

El mismo escrito pide “secuestrar” esa evidencia antes de que desaparezca “como ya sucedió en la Inspección General de Justicia dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación”.

Las rendiciones que menciona el documento mostrarían numerosas superposiciones en el tiempo y pagos por viajes que no hizo, según la agenda oficial. “Las sospechosas misiones habrían costado entre $ 38.000 y $ 140.000 pesos”, reza.

Y puntualiza: “La rendición de los viajes no sólo es llamativa por lo ampuloso de los gastos sino también por serias inconsistencias en las fechas. En reiteradas oportunidades hay superposiciones con destinos que se encuentran a miles de kilómetros de distancia y en muchas ocasiones aparecen viajes pagos que, según la agenda que tuvo Boudou, no pudieron realizarse o se frustraron”.

A ese respecto, el abogado de TDP, Alejandro Sánchez Kalbermatten, solicita que “se ordene y practique registro domiciliario y allanamiento en el Honorable Congreso de la Nación a efectos de requerir, encontrar, buscar y secuestrar toda documentación, libros, papel, soporte informático, magnético, digital o similar relacionada y vinculada a los gastos de la vicepresidencia y sus funcionarios durante el año 2012 y lo que va del año 2013”.

Asimismo, pide que se cite por el Juzgado a prestar declaración testimonial a los periodistas Christian Sanz −director Ejecutivo de este portal y denunciante de esta causa−, Hugo Alconada Mon y Maia Jastreblansky.

 3. Reactiva la Justicia la investigación sobre Boudou[3] 

El fiscal prepara una batería de medidas en el caso Ciccone y en otra causa. Apenas termine la feria judicial, dentro de una semana (31/12/14), la situación de Amado Boudou saldrá del limbo veraniego. El fiscal federal Jorge Di Lello prepara una solicitud con una batería de medidas de prueba para avanzar en las causas en las que el vicepresidente −hoy en ejercicio del Poder Ejecutivo por el viaje de la presidenta Cristina Kirchner a Cuba− es investigado por su incremento patrimonial y porque supuestamente intentó quedarse con la imprenta Ciccone, a través de testaferros.

Fuentes cercanas al expediente dijeron a La Nación que la fiscalía impulsará un pedido con decenas de declaraciones testimoniales. Di Lello intenta precisar con ellas la ruta del dinero que llegó a las arcas de la ex imprenta Ciccone, con el propósito de sanearla y evitar su quiebra.

Además, la fiscalía prepara otra medida para relanzar el caso en el que se investiga a Boudou por enriquecimiento ilícito. El juez federal Ariel Lijo ha recabado ya centenares de documentos sobre los bienes del vicepresidente, sus declaraciones juradas y las de sus familiares cercanos, además de la información fiscal de su novia, Agustina Kämpfer.

A fines del año pasado, el juez Lijo ordenó en el expediente hacer un peritaje, pero nunca lo puso en marcha. Di Lello quiere motorizar esa parte de la causa, por lo que pedirá la designación de un perito contador con la intención de iniciar el análisis de las cuentas de Boudou, sin perjuicio de la documentación pedida por el juzgado mediante centenares de exhortos enviados a fines del año pasado. Las respuestas a esos exhortos aún no llegaron a los tribunales.

En silencio, durante las vacaciones de verano y cuando casi no hay gente en los pasillos de los tribunales federales de Retiro, hay una actividad inusual en la fiscalía. En el quinto piso, cerca de la ventana que da sobre el Río de la Plata, secretarios que usualmente no están en enero en tribunales caminan con pilas de papeles de un despacho a otro. El fiscal se tomó los primeros días del año, pero ya volvió al trabajo y mantiene el secreto sobre lo que prepara. Un funcionario judicial que sigue cuerpo a cuerpo la causa dejó de lado el verano para pulir el escrito que prepara la fiscalía.

Entre los testigos que el fiscal quiere escuchar se cuentan los titulares de las mutuales y cooperativas de crédito que aparecen aportando los fondos que le permitieron a la ex Ciccone zafar de la quiebra y mantener su giro comercial, pagando sueldos y sin despedir empleados.

Se trataría, al menos, de $ 50 millones. Esos fondos, según Alejandro Vandenbroele, abogado monotributista y ex director de la ex Ciccone hasta su estatización, provino de la Cooperativa de Crédito Marítima del Sur, Federalia Sociedad de Finanzas y Maxifarm. Todos esos aportes de dinero están unificados en cabeza de Mayer Business Corporation, propiedad del banquero Raúl Moneta y la misma sociedad que realizó el primer aporte de capital en The Old Fund, a través de la accionista uruguaya Dusbel, en octubre de 2010.

Otra alternativa que se investiga es si los fondos no fueron aportados por el banquero Jorge Brito, del Banco Macro, cuya declaración testimonial también pidió el fiscal Di Lello. En esta hipótesis, Moneta sólo habría hecho el fronting para que Brito aportara el dinero. El Banco Macro acumula vínculos con el caso Ciccone. Entre otros, allí operan las cuentas de The Old Fund y de su ex socio minorista Sergio Martínez, quien estuvo prófugo de la justicia de Estados Unidos y pagó dos camionetas Kia para la precandidatura porteña de Boudou con cheques de ese banco. Además, el ex alto ejecutivo del Banco Macro Máximo Lanusse ingresó a la nueva Ciccone como su número dos.

El fiscal quiere, además, que desfilen por tribunales los titulares de las cooperativas de crédito y mutuales que aparecen en el pase de manos del dinero que aterrizó en la ex Ciccone. Quiere que expliquen cómo fue la asistencia financiera a la empresa y de quién era la plata.

The Old Fund es la misteriosa firma que aportó dinero para evitar la quiebra de la ex Ciccone. Detrás de ella aparecieron el fondo holandés Tierras International Investments CV y, luego, la firma uruguaya Dusbel SA, con acciones al portador.

Ciccone estaba en problemas con la AFIP por una deuda impositiva impagable que la ponía al borde de la quiebra. Según declaró Nicolás Ciccone, uno de los fundadores de la imprenta, a la Justicia, buscaron acercarse a Boudou para evitar la quiebra de la firma. Dijo que a través de Guillermo Reinwick, un intermediario, yerno de los Ciccone, lo cruzaron en Telefé, cuando el vicepresidente daba una entrevista.

Reinwick, Ciccone y su hija Olga Beatriz afirmaron que Boudou deslindó en su socio y amigo, el marplatense José María Núñez Carmona, las negociaciones y dijeron que lo que les proponían era salvar la empresa a cambio de quedarse con el 70% de las acciones.

El primer paso para sanear la empresa fue un aporte de The Old Fund, que se quedó con el control de la ex Ciccone hasta su estatización. Esa firma, presidida por Vandenbroele, colocó al menos $ 50 millones que permitieron darle oxígeno, empezar a pagar a la AFIP y operar.

Simultáneamente, la ex Ciccone dirigida por Vandenbroele obtuvo un plan de facilidades inédito para afrontar la deuda. En el expediente de la AFIP en el que se tramitó el beneficio, suscripto por Ricardo Echegaray, el vicepresidente Boudou fue convocado por el titular del organismo recaudador para que dictamine si correspondía beneficiar a la imprenta.

Vandenbroele y Boudou juran que no se conocen, a pesar de que el abogado vivió en el departamento de Puerto Madero del vicepresidente, pagó el cable y las expensas. La ex mujer de Vandenbroele, Laura Muñoz, declaró que para ella su ex esposo era testaferro de Boudou. La Justicia confirmó la validez de ese testimonio. Tras la feria de verano podría quedar más claro cuál era en realidad el vínculo entre ambos.

 4. Más pruebas que complican a Boudou[4] 

Tres cartas documento lo vinculan de forma directa en la causa por presunto lavado de dinero.

Finalizó la feria judicial y tanto el juez del caso Ciccone, Ariel Lijo, como el fiscal, Jorge Di Lello, tienen previsto avanzar hacia nuevas instancias jurídicas que podrían complicar al vicepresidente de la Nación, Amado Boudou.

Hoy había sido citado a declarar en Uruguay ante el juez en lo Penal Especializado en Crimen Organizado del 1° Turno de Montevideo, Néstor Valetti, el empresario Alejandro Vandenbroele, supuesto testaferro de Boudou, aunque finalmente no se presentó.

En este contexto, una investigación que publicó el diario La Nación afirma que existen tres cartas documento que perjudican aún más al vicepresidente. Las envió Guillermo Reinwick, el yerno de uno de los fundadores de la compañía, a Vandenbroele y fueron ratificadas ante la Justicia, donde se aludió al “robo” de la empresa.

De acuerdo a lo que informa La Nación, Vandenbroele lo había invitado a reunirse para contarle sus últimos movimientos como presidente de The Old Fund y de la ex Ciccone. Pero la réplica de Reinwick fue lapidaria: “No tengo nada que ver con las sociedades que menciona, por lo que no entiendo qué información me quiere dar”, lo cruzó. Y remató: “La misma debe dársela a sus mandantes, los señores Amado Boudou y José María Núñez Carmona”.

La última carta documento fue enviada en junio de 2012. Antes, Reinwick le había exigido a Vandenbroele que le aclarara si había afirmado ante la Justicia que actuaba “siguiendo −presuntas− expresas directivas” suyas y, de ser así, que le precisara “si posee documentación que avale las presuntas directivas emanadas del suscripto”.

La trama que desembocó en la citación de Vandenbroele en Uruguay comenzó en abril de 2012 a partir de una investigación de la Unidad de Información y Análisis (UIAF) dependiente del Banco Central local (BCU), que consideró sospechoso un abultado movimiento de dinero, realizado en favor de la Compañía de Valores Sudamericana (el nombre que tomó Ciccone) por la empresa Dusbel S.A., que nunca antes había transferido importes mayores a los 10 mil dólares.

Interesado en la conexión que en Uruguay tendría la nueva Ciccone Calcográfica, el BCU hizo la denuncia para que la justicia indague a Vandenbroele.

Así, en octubre pasado el juez Valetti envió un exhorto a la justicia argentina para que ésta le comunique a Vandenbroele que debía comparecer ante su par uruguaya; y mandó a congelar las cuentas de la firma Dusbel S.A., constituida por el contador uruguayo Fernando Castagno Schickendantz (junto a su secretaria, Janine Gómez Suárez), quien en agosto de 2010 se la vendió al estudio uruguayo Belhot González Lerena (BGL), que luego le vendió la sociedad a un estudio argentino, del que hasta el momento no se tuvo información.

Según pudo averiguar entonces este diario, en el departamento de Delitos Económicos, dependiente de Interpol, Castagno no está siendo investigado, ni tampoco lo fue antes, por operaciones de lavado de dinero.

Si bien Castagno podría haber comprado una empresa constituida por él mismo, las fuentes consultadas dicen que él es conocido por constituir sociedades y que es poco probable que haya comprado alguna de ellas.

La gran cuestión, entonces, es saber cuál fue el estudio argentino que le compró a BGL Dusbel S.A. y a quién este estudio le vendió la empresa. Este seguramente será unos de los puntos que el magistrado uruguayo le preguntará a Vandenbroele, si es que éste finalmente acude a la citación. El tema se sigue con atención desde Buenos Aires.

 5. El costo político de un capricho de Cristina[5] 

Amado Boudou acaba de agregarle el condimento político a una mezcla explosiva que ya incluía al dólar, los precios, la inflación, las tarifas, el desaliento a la inversión y la inseguridad. La situación es suficientemente delicada como para desear que el Gobierno y los restantes actores políticos, sindicales y económicos, recuerden que con ciertos fuegos es mejor no jugar.

La Presidenta nunca terminará de medir hasta qué punto se dañó a sí misma eligiendo a Boudou de vicepresidente. Ese capricho político ejecutado desde un poder sin contrapesos, termina siendo parecido a las decisiones equivocadas, individuales o colectivas: tarde o temprano se paga un precio por ellas. A Cristina le está empezando a llegar el segmento más cuantioso de esa adicción. Y no tiene a quién echarle la culpa.

Es una vergüenza nacional que el vicepresidente haya permanecido inmutable en el cargo durante casi dos años, sin tomar nota −ni él ni el Gobierno− de los severos cuestionamientos judiciales en su contra. No se trata de una evaluación política sobre el desempeño de sus funciones. Es otra cosa.

Boudou es un hombre acusado de cometer delitos. Y de haberlos cometido al amparo de la transitoria impunidad que le dio el poder.

Con el pedido de indagatoria de ayer, que abre camino a un eventual procesamiento del vicepresidente de la Nación, esa impunidad encontró un límite que tiene tres maneras de explicarse.

Uno, la abrumadora acumulación de pruebas reunidas en la Justicia. Esas probanzas se fueron sumando incluso después de que en la Semana Santa de 2012, una atropellada escandalosa del vicepresidente, autorizada por la Presidenta, terminó desplazando del caso Ciccone al juez Daniel Rafecas, al fiscal Carlos Rívolo y hasta al Procurador General Esteban Righi, hombre de larga historia peronista y mentor intelectual y valedor de una vasta camada de jueces.

Dos, la decisión del actual juez de la causa, Ariel Lijo, y del fiscal Jorge Di Lello, de no someter sus carreras al fuego sacrificial para defender a Boudou. Actuaron sin incomodar públicamente al Gobierno, pero fueron engrosando un expediente que ya tenía contundencia inapelable antes de que ellos tomaran el caso. Los pasos que dieron Lijo y Di Lello tuvieron el respaldo de una amplia franja de jueces y fiscales, y de las figuras más significativas del peronismo vinculadas al Poder Judicial.

Tres, el pedido de indagatoria −que el juez aprobaría más temprano que tarde− refleja la progresiva debilidad política del Gobierno. El costo del capricho presidencial empezó a ser pagado con los masivos cacerolazos de finales de 2012, en los que el reclamo de una Justicia que enfrentara el festival de la corrupción, del que Boudou es todo un símbolo, fue parte sustancial de la convocatoria. Después, los errores groseros ante los problemas de la economía, el crecimiento exponencial de la inseguridad, el daño progresivo de la inflación y la cerrazón y sectarismo de la Presidenta, confluyeron en la derrota electoral de octubre de 2013. Con fecha de salida a la vista y opositores que comenzaron a construirse como alternativas de poder, el declive se hizo imparable.

El futuro de Boudou es más propiedad de la Justicia que de la política. Habrá que ver si Cristina sostiene el oprobio de mantenerlo en la vicepresidencia. O si, por el contrario, Boudou es obligado a tener un gesto decente y al menos pide licencia hasta que su situación se defina. Cada minuto que permanezca en su cargo será un costo adicional para una Presidenta a la que cada día le sobra menos capital político para malgastar.

La política tomó nota muy rápido de la nueva situación. Si Boudou comete el acto saludable e inesperado de dar un paso al costado, el primer lugar de la línea sucesoria recaerá en el presidente provisional del Senado. Ese puesto lo ocupa hoy, también por gracia de Cristina, la tucumana Beatriz Rojkés de Alperovich. Pero nadie apuesta un peso a su permanencia.

Hace falta volumen político para conducir el Senado y el elegido de la Casa Rosada es Gerardo Zamora, ex gobernador de Santiago, un radical sumado al kirchnerismo desde la presidencia de Néstor. Pero el peronismo reclama ese lugar para uno de los suyos, entre otras cosas porque tener ese lugar es hoy estar mucho más cerca del poder.

Miguel Pichetto, jefe del bloque oficialista, podría reunir unanimidad o poco menos en el Senado. Pero quizá prefiera ser candidato a vicepresidente de Daniel Scioli o aspirante a la gobernación de Río Negro. De todos modos, ayer Pichetto recibió en su despacho a muchos de los que forman opinión en el Senado, fueran oficialistas u opositores.

En política nunca se dice nunca.

Para evitar confusiones el senador Ernesto Sanz, presidente del radicalismo, aclaró que a ellos Zamora no los representa. No sea cosa que se quiera vender otra vez la decisión de Cristina como un acuerdo con la oposición.

La cuestión es que también en el Senado el peronismo quiere hacerse escuchar. Una resistencia incipiente a las imposiciones de la Casa Rosada emergió a fines del año pasado cuando la aprobación de la reforma del Código Civil y el impuesto a los autos de alta gama. Ahora esa resistencia crece, en paralelo con el debilitamiento del Gobierno.

“Una cosa es disciplinarse a quien te asegura éxitos electorales, pero eso ya se terminó”, dijo, pragmático, un confidente de los senadores peronistas.

La carta alternativa que podría jugar el Gobierno, si Zamora se les cae, es promover para la presidencia del Senado al neuquino Marcelo Fuentes, un peronista ultrakirchnerista que no reuniría el consenso de Pichetto, pero al menos podría respaldarse en los votos del oficialismo y sus aliados. Fuentes tiene comunicación fluida con el secretario Legal, Carlos Zannini, garantía extra de su lealtad en tiempos tormentosos.

En el vértigo de estos tiempos tormentosos afloró la tentación de jugar con fuego, incluso sabiendo cuál es el riesgo de esa práctica y cuánto nos quemamos los argentinos en ocasiones anteriores que todavía lastiman la memoria. Así, con liviandad irresponsable se extiende la discusión sobre si la crisis económica, social y política obligará a Cristina a acortar el tiempo de su mandato.

Empezó hablando de finales caóticos el gobernador misionero Maurice Closs, que sigue siendo parte del oficialismo. Del otro lado se sumó Luis Barrionuevo, siempre una luz para echar nafta al fuego: “Si tienen miedo de irse antes es porque se van a ir antes”. Y salió el ministro Florencio Randazzo a advertir “no se ilusionen que no nos vamos a ir antes”. Y Jorge Yoma aportó lo suyo cuando sostuvo que el peronismo “debe decirle a Cristina que hasta acá llegó: o cambia o se va”.

Son todas palabras que expresan una idea violenta: la de la posible alteración de los tiempos constitucionales.

Este despropósito puede seducir a los que desesperan porque sus planes políticos o sus negocios se pueden consumir en la espera de 2015. O atraer a quienes frente a la inevitabilidad del derrumbe, el fracaso del relato y la pérdida de apoyo social, prefieran una salida con visos heroicos al lento sangrado de la crisis.

La acción sigue estando en manos del Gobierno. Y de la Presidenta, que esta semana ratificó su notable capacidad para ampliar el campo de sus enemigos. Sumó a esa especie indeseable a los mismos sindicalistas y empresarios que habían sido convocados para aplaudirla. El resultado es una ecuación peligrosa: los otros cada vez son más y los propios son cada vez menos.

La imposibilidad de escuchar, el aislamiento como táctica política o como fruto de la naturaleza de las personas actuando bajo el dominio de las pasiones contrariadas, puede resultar tan riesgoso como las palabras que expresan ideas violentas.

La Presidenta, con todo respeto, también está incluida entre los que no deberían jugar con ciertos fuegos.

 6. Boudou y la rendición de cuentas[6] 

Amado Boudou podrá echar mano a las teorías conspirativas pero ya no convence a nadie. En abril de 2012, en Semana Santa, el vicepresidente embistió, con la luz verde de la Casa Rosada, contra el juez, el fiscal y el Procurador General de la Nación.

Los hizo responsables de una maniobra “destituyente”, en la que los medios críticos jugaban un papel relevante, y logró tumbarlos.

Solo ganó tiempo: el caso Ciccone siguió adelante y las pruebas se fueron acumulando, hasta que ocurrió lo inevitable: el fiscal pidió que sea citado como imputado en este escándalo. El juez Lijo, que reemplazó a Rafecas en la instrucción del caso, no está obligado a seguir la opinión del fiscal.

Sin embargo, todos los indicios llevan al mismo punto: Boudou deberá declarar ante la Justicia y explicar su papel en este presunto caso de corrupción que, de eso no hay dudas, impactó de lleno en la popularidad del entonces ascendente gobierno kirchnerista.

Para medir la parábola del actual vicepresidente hay que recordar que apareció sorpresivamente en el ticket presidencial, por decisión de Cristina, y que se pavoneaba de su fluida relación con ella, alardes que le habrían provocado serios sofocones con Máximo Kirchner.

Para ponderar el tamaño del porrazo político que se pegó Boudou basta con medir la distancia existente entre sentirse el sucesor en 2015 a saber que inexorablemente deberá rendir cuentas ante el juez.

El planteo del fiscal, entonces, no hace más que subrayar que el tiempo por venir será un calvario para el vicepresidente y para quienes lo secundaron en el escándalo.

Boudou hasta había logrado que el Congreso votara la expropiación de la ex imprenta, en un trámite veloz, para sacar del medio al vicepresidente. Tamaña movida tuvo el aval explícito de la Presidenta, permitiendo que se expropiara una empresa sobre la que hasta se desconocía quienes eran sus dueños. Cuando se escriba la historia de este disparate, que no es otra cosa que la historia de la corrupción, se recordará hasta donde se corrieron los límites para proteger a este personaje y controlar el daño político.

Es interesante, además, seguir los movimientos en el Senado. Boudou es el segundo en el orden de sucesión y preside la Cámara Alta. El casi seguro reemplazo de Beatriz Rojkes de Alperovich, otra creación insólita de la política, abrió una disputa por la vicepresidencia provisional del Senado: el Gobierno quiere ubicar allí a un radical que se transfugó, Gerardo Zamora.

Pero hay quienes dicen que Pichetto, con el asentimiento de una gruesa porción del PJ y de la oposición, tendría chances para quedarse con el cargo.

Hay voces que le piden a Boudou que alivie la carga a Cristina y resigne su cargo. Lo que vaya a ocurrir con Boudou, entonces, le da a los forcejeos en el Senado una dimensión institucional diferente.

 7. “Que no trascienda que lo entregaron”[7] 

Recién llegado de Francia, el periodista y escritor Jorge Asís analizó para Perfil.com la complicada situación en la que quedó el vicepresidente Amado Boudou luego que el fiscal Jorge Di Lello pidiera su indagatoria en la causa Ciccone, escándalo que salió a la luz pública por primera vez desde el blog del propio Asís en julio de 2011. 

− Perfil.com: ¿Qué debería hacer la Presidenta con su vice en este nuevo escenario judicial? 

− Jorge Asís: Esto es bastante previsible y era esperable. Aunque yo no suelo poner el acento en los caídos en desgracia. Yo cuando escribí sobre Boudou recién lo nombraban como candidato a la Vicepresidencia de la Nación. En ese momento yo lo investigaba. Hoy hablar de este muchacho es ensañarme. El periodista tiene que ser un buen talador de árboles en pie. Talar árboles caídos no es mi especialidad. ¿Que haría la Presidenta? La Presidenta lo bancó todo lo que pudo. Tienen que ser cuidadosos… Que no trascienda tanto que lo entregaron… El tema de la producción de papel moneda, a quien magnetizaba era al presidente Néstor Kirchner. En su momento, trató de hacerlo de una manera mejor, con inversión real. A mí me parece que le encargan a Boudou esta tarea y la cumple mal. La cumple con personal escasamente idóneo. Esas tareas hay que cumplirlas más o menos bien. 

− Según la información que obtuvo, Boudou no quería quedarse con Ciccone para enriquecerse de forma personal, o con sus socios, sino que fue un “encargo”… 

− Eso lo tiene que decir la Justicia. De la mera conformación de este fondo de inversión remite a una chiquilinada de improvisados que apuestan a la persistencia de la impunidad. Intentaron, como dicen los familiares de Ciccone, robársela… Lo hicieron muy muy mal, como prácticamente aprendices. Yo informé en su momento, en julio de 2011. A partir del escándalo, este muchacho vio eclipsado su presente político. Es una lástima, era un buen producto, un producto político explotable. Pero la fascinación de las monedas, el excesivo pragmatismo de creer que política sólo se puede hacer con mucho dinero… Eso es lo que creía Néstor Kirchner y hoy es uno de los grandes problemas que tiene la señora Cristina Kirchner. Ella, digamos, supo heredar muy bien la cuestión política pero fue desastrosa en la herencia que tuvo que ver con la economía. 

− Hay dirigentes de la oposición que ya piden la renuncia de Boudou. ¿Usted cree la Presidenta lo va a seguir sosteniendo? ¿Hasta cuándo? 

− Este es un error exclusivo de la Presidente. Fue ella la que directamente optó y, en ningún momento, una mujer con esta obcecación y este orgullo podía aceptar fácilmente que se había equivocado. Todos los que están a su alrededor prácticamente no lo soportan a este muchacho. Por supuesto que hablo de Zannini, su hijo y demás. Y ella lo sostuvo porque, verdaderamente, fue su error y hoy está en un problema, bueno, porque también está en juego la cuestión sucesoria en medio de tantos rumores, ojalá infundados, el tema Boudou tiene una significación especial. 

− ¿Ve alguna posibilidad de que Boudou se rebele si lo presionan para que renuncie en la Casa Rosada? 

− Es imprevisible. Él todavía tiene muchos instrumentos jurídicos, puede llegar incluso a forzar que se le haga una suerte de juicio político. Este tema tendría que haberse terminado hace más de un año, un año y medio, cuando el tipo ya no se lo podía presentar en ninguna parte y solamente había que inventarle viajes para sacarlo protocolarmente del primer plano. Y Boudou no es fácil: ha mostrado una gran capacidad de resistencia. En cierto modo, es admirable esa capacidad de resistencia de una adversidad y una soledad en medio de un Gobierno donde prolifera ampliamente la tradición. Eligió la cómoda, se entregó al paso del tiempo, a la creencia que el apoyo de la Señora iba a ser eterno. Y me parece que hoy están todos en la toma de distancia. 

− ¿Boudou tiene un ‘aparato’ en Comodoro Py para demorar la causa? 

− Por más que usted lo demore, Boudou es como el personaje Otálora del cuento “El muerto” de Borges: se le dejó la gloria, el poder, los oropeles, total estaba muerto, total estaba terminado. Hoy lo de Boudou lo veo muy parecido a este personaje de Borges. Y lo han manejado muy mal este tema. Cuando Cristina lo designa a Boudou candidato a vice, yo lo investigaba a Boudou. Que Vandenbroele era monotributista no era una gran revelación, estaba en un recuadro de internet. Hicieron una cosa muy berreta, muy muy mala. Después vino el escandalete… El tema de la mujer que eso le dio una enorme divulgación a la cuestión y también desviar un poco la causa. 

− ¿Cree que, en algunos años, puede haber alguna condena en este caso? 

− Son conjeturas. No es el primer caso, hubo otros casos anteriores. Y Néstor Kirchner se murió en el momento justo. Este es el problema que tiene Cristina Kirchner: no ha sabido muy bien cómo manejar esa herencia económica. Después hay otros muchachos, que se les pegó antes y que no pueden aparecer más: el caso de Jaime, Uberti, que por más que los sostengan cuesta mantenerlos.

 8. Opinión de Elisa Carrió[8]

 a) Todos le soltaron la mano a Boudou 

La diputada de UNEN aseguró: “Empieza una interna para suceder al vicepresidente. Seguramente está acordada su destitución, o puede renunciar e irse del país”

Carrió pronosticó una salida de Boudou del Gobierno. La diputada analizó cuál será, a su parecer, el futuro de Amado Boudou tras el llamado a indagatoria que hizo el fiscal de la causa Ciccone.

“Todos le soltaron la mano a Boudou, porque no es un compañero, es de la Unión del Centro Democrático (Ucedé). Así que podría haber una negociación”, pronosticó la legisladora. Y lanzó: “Empieza una interna en el PJ para ver quién sucede al vicepresidente. Daniel Scioli quiere que sea Miguel Pichetto y Cristina Kirchner quiere que sea [el gobernador de Santiago del Estero] Gerardo Zamora”.

Carrió manifestó: “Claro, Boudou no es un compañero, es Ucedé. Por eso entregaron a María Julia [Alsogaray]. Así que [Sergio] Massa… que se cuide”.

Luego de conocer que el fiscal Jorge Di Lello pidió hoy la indagatoria del vicepresidente, Carrió consideró: “Seguramente está acordada su destitución o su renuncia. También puede renunciar e irse del país”.

 b) La causa 

El fiscal pidió hoy las indagatorias de Boudou y Echegaray por “negociaciones incompatibles” con sus cargos de funcionarios. “Es un delito que no tiene prisión efectiva. Seguro hubo un acuerdo con Boudou”, dijo Carrió.

“Di Lello no imputa sin orden del PJ. Eligió un momento de crisis interna en el PJ”, reflexionó la diputada.

Sobre la evolución de la causa, en la que la fiscalía también pidió la indagatoria de otras nueve personas, Carrió disparó: “Hay que demostrar que los dueños de Ciccone son Boudou, [el banquero Jorge] Brito y que hasta podría haber un Kirchner”.

 9. Los Ciccone ratifican las reuniones que Boudou niega[9]

 a) Las mentiras de Boudou 

“Que no mienta más”, dice Guillermo Reinwick, yerno del fundador de la imprenta que terminó en manos de allegados al vice. Los encuentros fueron cuatro.

Amado Boudou se presentó el viernes en los tribunales para refutar algunas de las pruebas que más lo comprometen en la causa Ciccone, en la que está imputado por dos delitos de corrupción.

Entre otras cosas, y por primera vez en forma oficial, el vicepresidente negó conocer a los miembros de la familia Ciccone que declararon ante la Justicia, bajo juramento, que habían negociado con él en persona los detalles de la venta de las acciones de su compañía, Ciccone Calcográfica, a la sociedad The Old Fund. Esa afirmación empieza tener consecuencias.

El empresario gastronómico Guillermo Reinwick, al que Boudou aseguro no haber visto en su vida, ratificó ante Clarín lo que había declarado en la Justicia: “Que Boudou no mienta: hay más testigos de nuestros encuentros”, dijo, sin agregar más detalles.

Boudou está imputado en la causa Ciccone por negociaciones incompatibles con la función pública e enriquecimiento ilícito. La Justicia quiere saber si usó su influencia, cuando era ministro de Economía para beneficiar a Ciccone Calcográfica una vez que pasó a ser controlada por The Old Fund.

Los testimonios de algunos de los protagonistas de esta historia, como Reinwick y Ciccone, que lo involucran en forma personal en ese proceso, comprometen su situación procesal.

A pesar de que fue desmentido por Boudou, Reinwick se mantiene firme en su posición.

Según pudo reconstruir Clarín en base a fuentes del caso, Boudou se vio al menos cuatro veces con miembros de la familia Ciccone para hablar sobre su empresa y The Old Fund. En una de ellas, incluso, se encontró con Reinwick en el Palacio Duhau.

El 3 de diciembre pasado, Reinwick había declarado ante el juez del caso, Ariel Lijo, que él mismo había contactado en el 2009 al socio de Boudou, el millonario José María Núñez Carmona, cuando la imprenta fundada por su suegro, Nicolás Ciccone, empezó a tener problemas financieros debido a una deuda multimillonaria con la AFIP. Según su relato, Núñez Carmona se interesó en el tema y sugirió que la familia Ciccone debía venderle parte de su firma a The Old Fund.

Reinwick afirmó también que esas negociaciones incluyeron dos reuniones entre Nicolás Ciccone y el propio Boudou, en las que el hoy vice le dio su total respaldo a la operación a favor de The Old Fund.

El testigo dijo, incluso, que él mismo presenció un encuentro entre Ciccone y Boudou que se realizó en un estudio del canal Telefe. Su suegro avaló esa declaración y aportó más detalles de esas reuniones.

El viernes, en una presentación por escrito que le presentó al juez Lijo, Boudou rechazó con énfasis esos testimonios, que forman parte del expediente. Uno de los párrafos en los que habló del tema dice así: “Jamás me reuní con el señor Guillermo Reinwick, tampoco con el señor Nicolás Tadeo Ciccone, o con alguno de los miembros de su familia o de su empresa”.

El vice agrega después: “No tomé ningún café con ellos, ni compartí un almuerzo, ni jamás me relacioné con ellos de manera personal; y mucho menos intervine en sus negocios o en sus necesidades de índole comercial y/o financiera”.

Boudou acusó tanto a Reinwick como a su suegro, Nicolás Ciccone, de haber “guionado” sus declaraciones para perjudicarlo. “Los dichos de estas personas además de falaces están plagados de intereses económicos que exceden al trámite de esta investigación, pero que lo afectan peligrosamente”, dice el escrito del vice. A pesar de eso, aceptó que es posible que haya saludado a Nicolás Ciccone en Telefe. Dice que si lo hizo fue de forma “casual” y sin saber quién era.

Tanto Reinwick como Ciccone declararon lo contrario, y agregaron además que tras el primer saludo entre el fundador de la imprenta de billetes y el entonces ministro de Economía, se retiró del lugar mientras que ellos tuvieron inmediatamente una reunión con su socio, Núñez Carmona, en la que avanzaron en la venta de su empresa a The Old Fund.

En su presentación ante la Justicia, Boudou describe al caso Ciccone como una “trama de operaciones políticas y mediáticas, tendientes a provocar escándalos mediáticos con fines eminentemente económicos y políticos”.

Lo cierto es que existe un expediente judicial con pruebas y documentos públicos que lo comprometen y provocaron su imputación.

El jueves, el fiscal del caso, Jorge Di Lello, pidió la declaración indagatoria para el vice.

La medida está ahora bajo estudio del juez Lijo.

 b) Las reuniones fueron en Telefe, Puerto Madero y el hotel Hyatt 

Es lo que figura en el expediente judicial. La primera fue en un estudio de TV, en 2010. Después de haber sido desmentido por Amado Boudou, el empresario Guillermo Reinwick ratificó ante Clarín las reuniones con el vicepresidente para hablar sobre la empresa que había fundado su suegro, Ciccone Calcográfica. Los encuentros entre el vice y la familia Ciccone fueron al menos cuatro.

En un escrito que presentó el viernes ante la Justicia, Amado Boudou negó en forma terminante haberse encontrado alguna vez con los miembros de la familia Ciccone para negociar con ellos la venta de la imprenta de billetes. Pero tres miembros de ese clan declararon lo contrario, afirmando incluso que ellos mismos estuvieron reunidos con el vicepresidente hablando sobre su compañía.

Clarín pudo reconstruir, en base a esas declaraciones, y a fuentes que conocen la trastienda del caso, que existieron al menos cuatro encuentros entre Boudou e integrantes de la familia Ciccone entre 2010 y 2012. En dos de ellos estuvo Reinwick, que dice que hay más testigos de esos hechos.

Una de las reuniones que Reinwick tuvo con Boudou, en la que hablaron de Ciccone Calcográfica, fue en enero del 2012, contaron fuentes del caso. Fue en el hotel de la cadena Hyatt en Buenos Aires, el Palacio Duhau. Por ese entonces, el interés por Ciccone de Boudou –y de otros funcionarios del Gobierno K− había sido ya difundido en dos notas de Clarín. La empresa gráfica, controlada por entonces por la sociedad The Old Fund, se preparaba para imprimir billetes de cien pesos gracias a un contrato con la Casa de Moneda y el Banco Central.

Reinwick ya conocía a Boudou porque lo había visto en un estudio de Telefe bastante tiempo antes, en julio de 2010. Esa fue la primera vez que el entonces ministro se encontró con el fundador de la imprenta, Nicolás Ciccone.

Según declaró el empresario, volvió a verse con el hoy vice al poco tiempo, esta vez en un restaurante de Puerto Madero, el Fresh Market, que el vice frecuentaba. Fue en setiembre de 2010.

Quien hacía de nexo entre los Ciccone y Boudou era el socio de éste último, el millonario José María Núñez Carmona.

Gracias a testimonios de fuentes de esta trama, Clarín pudo saber que Reinwick vio a Boudou una vez más en noviembre de 2011: fue en otro bar de Puerto Madero. Llegó para encontrarse con Núñez Carmona y allí estaba también el vice. Esa vez lo acompañaba el ahora también ex ministro de Economía, Hernán Lorenzino.

 10. Sospechoso cambio en la ex Ciccone[10] 

Un terreno de la fábrica, único activo importante de la firma en quiebra, pasó a manos de la Casa de Moneda. El juez en lo Comercial Javier Cosentino le pidió explicaciones al Registro de la Propiedad Inmueble de la provincia de Buenos Aires por el cambio de titularidad del predio lindero a la planta de la ex Ciccone cuando había una orden expresa judicial que impedía ello.

La inhibitoria estaba vigente desde el principio del concurso de acreedores de Ciccone. Sin embargo, luego del desembarco del Estado a través de la expropiación de la firma, en 2012, por el escándalo que involucra al vicepresidente Amado Boudou, se produjo el cambio de titularidad y ahora figura a nombre de Casa de Moneda.

El problema es que se trata del único activo importante de la firma en quiebra, llamada Compañía de Valores Sudamericana (CVS) desde el desembarco en la misma de la firma The Old Fund, atribuida a allegados al vicepresidente. El terreno se suponía que había quedado fuera de los bienes expropiados.

El cambio de titularidad −antes estaba a nombre de Ciccone S.A.− fue descubierto por el síndico de la quiebra, Alejandro Stolkiner.

“En atención a lo informado por la sindicatura, en cuanto al cambio de titularidad del inmueble identificado como fracción de terreno ubicado en el Partido de Tigre, paraje “El Recreo”, localidad de Bancalari, Provincia de Buenos Aires, matrícula 18870, líbrese oficio al Registro de la Propiedad Inmueble de la Provincia de Buenos Aires a efectos de que informe los motivos por los cuales procedió a modificar la titularidad registral de dicho bien, pese a la inhibición general de bienes ordenada por este juzgado”, ordenó el juez de la quiebra según consta en el expediente.

Casa de Moneda quedó a cargo de CVS luego de la expropiación junto con el Ministerio de Economía, a modo de interventores. El tema es que el juez declaró el año pasado parcialmente inconstitucional la ley que expropió la firma. Su decisión está pendiente de un rechazo o ratificación por parte de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial.

El tema es que el terreno es el único bien con el que la ex Ciccone podría hacer frente a parte de sus deudas a través de un remate que en algún momento dispondrá el juzgado luego de solucionar el nuevo problema de la titularidad.

Los “bienes remanentes de propiedad” de CVS que “no quedaron afectados a la expropiación” alcanzan a $ 32.734.182, según el Tribunal de Tasaciones de la Nación. La mayor parte de ese dinero corresponde a un predio ubicado detrás de la planta industrial. El resto, apenas a cuatro camionetas, un servicio de alarma y diversos muebles, dijeron fuentes judiciales a Clarín. Pero la deuda total de la ex Ciccone suma 134 millones.

CVS era presidida por Alejandro Vandenbroele, presunto “testaferro” de Boudou. El vicepresidente tiene un pedido de indagatoria por el caso Ciccone y es investigado por enriquecimiento ilícito.

 11. Boudou y el rol de víctima K[11] 

Estilo K: Boudou se victimizó por Twitter y dice que “no va a aflojar”. Siguiendo los pasos de Cristina Fernández, no solo por la victimización sino también por la utilización de la red social de 140 caracteres, Twitter, la noche del martes 11/2 el vicepresidente Amado Boudou escribió en su cuenta personal agradeciendo los apoyos recibidos por la causa Ciccone y afirmó que “que no iba a aflojar”.

La oposición política pide juicio político para el funcionario que también es investigado por enriquecimiento ilícito.

Casi como una estrella de rock, o como una figura popular (a pesar de ser señalado como uno de los políticos con peor imagen en la Argentina, y haber sufrido escraches en Mar del Plata semanas atrás) Amado Boudou imitó a Cristina Fernández y utilizó su cuenta personal en la red social Twitter para agradecer el apoyo recibido por la causa Ciccone.

El vicepresidente utilizó su cuenta en la red social, inactiva desde el año pasado, para referirse a la investigación que lo tiene como principal implicado, y por la cual la oposición busca que se le realice un juicio político.

En su cuenta Amado Boudou escribió “Muchas gracias por los mensajes, apoyos y saludos. Gracias por bancar. Yo no voy a aflojar!”, escribió a las 20:06 horas, tras más de 50 días sin utilizar la red social de 140 caracteres.

El jueves 6/2 se pidió la indagatoria del vicepresidente, Vandenbroele, José María Núñez Carmona, Ciccone y Amato, entre otros, al considerar que habrían cometido delitos durante el salvataje de la ex Ciccone.

El viernes 07/02, Amado Boudou concurrió espontáneamente ante el juez Ariel Lijo a ponerse a disposición y para decirle que se iba a presentar cada vez que se lo requiera y que no se iba a amparar en ningún fuero.

Además, Boudou también está siendo investigado, junto a sus padres, sus hermanos y su pareja, la periodista oficialista Agustina Kämpfer, por presunto enriquecimiento ilícito.

En ese expediente el fiscal Jorge Di Lello le solicitó al juez Lijo que designe el perito oficial para iniciar el peritaje sobre la justificación de bienes que declaró Boudou ante la Justicia.

 12. Un acta complica más a Boudou[12]

 a) Lapidario documento firmado por Héctor Ciccone 

El vicepresidente Amado Boudou sufrió ayer otro revés en la causa. En el documento aportado a la causa, Héctor Ciccone confirmó poco antes de morir que negoció directamente con el entonces jefe de Economía la venta de su imprenta.

El 1 de septiembre del 2010, en un bar de Puerto Madero, Amado Boudou convenció a Héctor Ciccone, uno de los fundadores de la imprenta de billetes identificada con su apellido, que debía venderle la mayoría de acciones de su empresa a una sociedad en la que tendría influencia su socio, el millonario José María Núñez Carmona, también presente en ese encuentro.

Ciccone estaba acompañado por su hermano Nicolás. Pero fue él quien insistió para que le paguen lo que podía a cambio de aceptar la oferta que le estaba haciendo el entonces ministro de Economía. Boudou miró entonces a Núñez Carmona y soltó una frase impactante: “Dale lo que quiera”.

Esa escena fue relatada ayer en la Justicia por una de las hijas de Héctor Ciccone, Graciela, quien declaró bajo juramento en la causa que investiga si Boudou usó su influencia gubernamental para benefeciar a la sociedad The Old Fund, que efectivamante terminó comprando la única imprenta del país capaz de fabricar dinero.

La testigo aseguró ante el juez del caso, Ariel Lijo, que fue su papá Héctor el que le reconstruyó los detalles de la reunión que había tenido con el vice en Puerto Madero.

Y aportó un acta firmada por escribano en la que su padre relató lo que pasó en el encuentro que tuvo con Boudou. El texto está fechado el 2 de mayo del 2012. Héctor Ciccone falleció un mes después.

El imprentero tomó el recaudo de dejar constancia de sus vivencias junto al vice, dicen en su familia, porque sabía que su salud estaba delicada: aún no había sido convocado a declarar por la Justicia.

En esa acta, Ciccone aseguró que en la reunión con Boudou y Núñez Carmona “hablaron y trataron temas vinculados con el devenir de la negociación de nuestra empresa familiar”.

Y fue más allá en otro párrafo: “Que en dicha reunión Amado Boudou manifestó que el señor José María Núñez Carmona era de su máxima confianza y que ‘la cosa iba a cambiar’, a lo que el dicente le solicitó protección para la familia y que se acabara la hostilidad que la empresa y la familia venían sufriendo desde hacía ya varios años”.

Clarín había relevado en agosto del 2012 que Héctor Ciccone había dejado esa acta escrita antes de morir.

Al final, Ciccone dice que su objetivo era “contribuir a la verdad de los hechos y acallar ciertas mentiras que solo hacen daño a nuestra honrada y trabajadora familia”.

Ayer, tras la declaración de Graciela Ciccone ante la Justicia, el abogado de Boudou, Diego Pirota, le aseguró a Infobae que el acta de su padre que ella había presentado “no tenía validez jurídica”.

Según supo Clarín, el defensor del vice dio ese argumento porque el escribano que figura firmando el documento, Carlos Luaces, le dijo al juez Lijo que no había certificado ninguna declaración de Ciccone.

Fuentes del caso aseguraron que Luaces dejó abierto un matiz técnico con esa declaración: ocurre que lo que sí hizo fue certificar la firma de Héctor Ciccone en ese escrito.

Clarín llamó a la escribanía de Luaces para tener su posición sobre el caso pero no respondió los llamados.

El testimonio judicial de Graciela Ciccone, sumado al aporte del acta de su padre, complican todavía más la situación procesal de Boudou. El vice está imputado en la causa Ciccone por dos delitos de corrupción, negociaciones incompatibles con la función pública y enriquecimiento ilícito. El fiscal del caso, Jorge Di Lello, pidió su declaración indagatoria.

Graciela Ciccone lo contradijo ayer, igual que otros testigos, como su tío Nicolás. Incluso contó que ella misma se había reunido con el acusado de ser testaferro del vice, Alejandro Vandenbroele, en medio de las negociaciones por la venta de su compañía familiar.

Dijo Graciela Ciccone, además, bajo juramento: “Ellos (por Boudou y Núñez Carmona) querían el 70 por ciento de la empresa, y por ese porcentaje que nos quedó a nosotros había una suma de dinero que nos tenían que pagar, y lo aceptaron”.

 b) Elisa Carrió: “Ciccone es un negocio de Néstor transferido a Cristina”[13]           

“Todos tienen protección porque si no cae Cristina Kirchner”. La diputada por UNEN se pronunció sobre la causa Ciccone en la que es investigado el vicepresidente y cargó contra el Ejecutivo; “Este es un negocio de Néstor”, aseguró.

“Hay pruebas de que se trataría de una compra”, dijo Carrió. En medio de la investigación de la causa Ciccone, que involucra al vicepresidente Amado Boudou , la diputada nacional de UNEN Elisa Carrió lanzó filosas declaraciones contra el Gobierno y aseguró: “Este es un negocio de Néstor [Kirchner] transferido a Cristina”.

Consultada por la causa Ciccone, en la que está siendo investigado el vicepresidente por eventual tráfico de influencias, Carrió opinó en diálogo con el programa “A dos voces”, que transmite TN: “Hay que darle un tiempo al juez Lijo porque hay pruebas de que se trataría de una compra”. Y lanzó: “Es lo mismo que con Aníbal Fernández que dice que no es narco, ¿quién le cree?”.

Luego, en alusión a los funcionarios que rodean a la Presidenta, disparó: “Todos tienen protección porque si no cae Cristina”. Al respecto, la diputada de UNEN reiteró que se trata de un “negocio de Néstor” transferido a la jefa del Estado.

Ayer la hija del ex dueño de la imprenta aportó un acta del fallecido Héctor Ciccone en la que revela que se habría reunido con Boudou. Sin embargo hoy el vicepresidente aseguró sobre el documento que “es trucho a todas luces” y que se presentará a declarar si llegara a ser citado a indagatoria.

Por otra parte, Carrió se refirió a la situación económica del país y opinó que la Presidenta “está haciendo el ajuste económico más brutal de la historia argentina” y que “va a terminar negociando de cualquiera manera su impunidad”. “La sociedad tiene que mirar de qué manera le roban para entender que tenemos ir juntos”, agregó.

Por último Carrió habló sobre la crisis en Venezuela: “Las muertes que sucedieron son atribuidas al presidente Nicolás Maduro”. Y luego le pidió a la gente que “por favor no marche ni salga a la calle”. “No podemos ser funcionales al propio kirchnerismo para inventar una conspiración”, concluyó.

 c) Graciela Ocaña: “El vicepresidente es un mentiroso serial”[14] 

El ex ministro de Economía dijo que el acta que lo compromete en la causa Ciccone “es trucha”. La legisladora lo llamó “mentiroso serial”, agregando que “el único trucho es el vicepresidente”, y pidió que se investigue el origen de los fondos con los que se compró la imprenta.

La hija de uno de los dueños de la imprenta Ciccone, Graciela Ciccone, entregó este martes a la Justicia un acta de siete párrafos que supuestamente escribió su padre, Héctor Ciccone, un mes antes de morir. Allí daba detalles de una reunión que habría mantenido con Amado Boudou, por entonces ministro de Economía.

Ese encuentro aparece en varios testimonios que están en la causa y que fueron negados sistemáticamente por la defensa. Pero la aparición del escrito, para la legisladora porteña Graciela Ocaña, “echa por tierra la estrategia judicial del vicepresidente”.

Apenas conocido el testimonio de Graciela Ciccone, el primero en sembrar dudas fue el abogado de Boudou. “No entiendo por qué la guardaron dos años”, se planteó el letrado Diego Pirota. El propio vicepresidente se sumó hoy a las críticas. “No sé de qué me acusan, no sé de qué estoy imputado”, afirmó.

Además, señaló que “los Ciccone no tienen límite, son capaces de embarrar al muerto” y que el acta “es trucha a todas luces”.

Ocaña no tardó en responderle. “Está muy claro: se lo acusa de negociaciones incompatibles con la función pública y de enriquecimiento ilícito. El único trucho es el vicepresidente”, le contestó en declaraciones a Radio Continental.

También habló con el canal TN. Dijo que el valor del acta radica en dos aspectos. Primero: “Ratifica todos los testimonios que el juez había tomado en diciembre y que situaban a Amado Boudou en una mesa de café negociando mano a mano con los hermanos Ciccone el traspaso de sus acciones a favor de la empresa The Old Found, manejada por sus amigos”.

Y segundo: “El testimonio es importante porque lo presenta una persona que no tuvo una relación directa con la empresa, aunque era accionista (Graciela Ciccone)”, agregó.

La legisladora de Confianza Pública cree que el acta “compromete más a Boudou”, a quien considera un “mentiroso serial”. Consultada sobre la declaración del escribano que firma el acta, quien según Boudou “negó” ante el juez su existencia, explicó: “El vicepresidente tiene razón, (el escribano) dijo que no tenía un acta con un testimonio, pero lo que entiendo que tenía era una certificación de firma”.

Ocaña abundó sobre el vínculo del vicepresidente con Alejandro Vandenbroele, directivo de The Old Found, la firma que se quedó con Ciccone. “Ahora apareció un teléfono de contacto que el vicepresidente tenía con la empresa, que además pagaba los pasajes de familiares y amigos de Boudou. El vicepresidente le alquiló su casa a Vandenbroele, pero presentó un contrato de alquiler con un tercero que jamás lo firmó. Ni un chico de 3 años puede creer que no se conocían”, sentenció. 

Y pidió que se investiguen “los aportes en dinero que habría recibido Ciccone” porque “podría haber otro tipo de delito si eran de Boudou y sus amigos, y no estaban declarados”.

 d) Entérese, Boudou: Lo acusan de tráfico de influencias y corrupción[15] 

El vicepresidente insistió a través de Twitter en que desconoce por qué se lo investiga y que no hay pruebas que lo involucren con el desembarco de The Old Fund en la ex Ciccone.

La última prueba sumada al expediente de la causa Ciccone puso muy nervioso a Amado Boudou. Tanto que en el mismo día en que el aporte de un documento por parte de la familia ex dueña de la calcográfica fue tapa de los diarios, el vicepresidente salió al cruce en una entrevista radial.

“No sé de qué me acusan, no sé de qué estoy imputado”, le dijo al periodista oficialista ex opositor Víctor Hugo Morales en el aire de radio Continental.

Pero no se terminó ahí. Por si las dudas, Boudou ratificó su postura a través de la red social Twitter donde reprodujo algunos de los conceptos de la entrevista.

Urgente24 le hace un favor al vicepresidente y le cuenta, ya que no lo sabe, que está imputado de los delitos de negociaciones incompatibles con la función pública y por enriquecimiento ilícito.

En el primer caso, el juez Ariel Lijo investiga si Boudou intentó beneficiar a una empresa amiga, The Old Fund, para su desembarco en la estatizada Ciccone Calcográfica.

En el segundo, se intenta determinar si el vicepresidente incrementó su patrimonio (y el de su círculo íntimo) de forma indebida.

El juez tiene en su escritorio el pedido de declaración indagatoria del vice que solicitó semanas atrás el fiscal Jorge Di Lello.

El martes, Graciela Ciccone, presentó un documento certificado por escribano público con la firma de su padre, Héctor Ciccone, que asegura que el vicepresidente estuvo involucrado en la venta una parte de la imprenta a The Old Fund, la empresa dirigida por Alejandro Vandenbroele, señalado como testaferro del funcionario

 13. Pedido de ampliación de indagatoria[16] 

Caso Ciccone: piden ampliar la indagatoria de Boudou. Además, la diputada Stolbizer presentará un nuevo pedido de juicio político en el Congreso.

Sabe que la causa por la sospechosa quiebra de la ex Ciccone Calcográfica está avanzada y Amado Boudou más que complicado, pero teme que el vicepresidente sea finalmente condenado por un delito menor.

Por eso, la diputada del GEN Margarita Stolbizer pedirá hoy a la Justicia que amplíe el pedido de indagatoria a Boudou y los otros implicados en la investigación.

Además, solicitará, tal como indica la ley, la intervención de la Oficina Anticorrupción en la causa y sumará en el Congreso un nuevo pedido de juicio político contra el vicepresidente.

Stolbizer advirtió que la acusación fiscal quedó circunscrita a la investigación del delito de “Negociaciones incompatibles con la función pública” (art. 265 del Código Penal), que en definitiva es un delito menor si se consideran todos los datos aportados por la investigación. La diputada entiende que Boudou debiera ser imputado e indagado también por los delitos de “Apropiación de la empresa, Asociación ilícita y Violación de los deberes de funcionario público”.

En el escrito de dos carillas que preparó para el fiscal de la causa, Jorge Di Lello, la diputada argumentó que de acuerdo a la explícita descripción de los hechos que hizo Di Lello en su presentación al juez Ariel Lijo, queda perfectamente claro que “desde el año 2010 se produjeron contactos personales que vinculan a las personas imputadas, pudiéndose inducir de los testimonios y cruces de comunicaciones telefónicas, que fueron tratativas previas a la intervención directa de los funcionarios involucrados y de cuya decisión dependió el levantamiento de la quiebra que había sido decretada a la firma Ciccone Calcográfica SA”.

Sostiene, además, que en la investigación judicial queda expuesto que tanto Ciccone como “sus sucedáneas The Old Fund y Compañía Sudamericana de Valores” fueron “beneficiarías de decisiones de los funcionarios públicos” y que “existió un plan de salvataje de Ciccone para su posterior contratación por parte del estado. Y hubo luego un plan posterior destinado a quedarse con la empresa encargada de fabricar papeles billete”.

Stolbizer encuentra claro, además, que “la participación de los funcionarios públicos en las distintas etapas resultó necesaria o fundamental para llevar adelante” la maniobra con Ciccone y que, tal como afirmó el fiscal, quedó probado que hubo “connivencia de funcionarios de la AFIP para efectivizar el salvataje de la empresa”.

Finalmente, la legisladora recordó en su presentación los vínculos de Boudou con Alejandro Vandenbroele, quien pagó servicios del departamento del vice en Puerto Madero, que a su vez habría sido alquilado al socio de Vandenbroele, el español Fabián Carosso Donatiello.

 14. Otra hija de Ciccone complicó más a Boudou[17] 

Silvia, otra hija de Héctor Ciccone, aseguró ante el juez que Núñez Carmona y Vandenbroele estuvieron presenten en una reunión que se realizó en 2010 en el Hotel Hilton. Y dijo que su padre le contó detalles del encuentro en Puerto Madero.

Silvia Ciccone, hija del fallecido Héctor Ciccone, ratificó hoy en la Justicia que su padre se reunió en 2010 con el vicepresidente Amado Boudou para negociar el levantamiento de la quiebra de la imprenta familiar, versión que ya había dado su hermana el martes mediante la presentación de un acta.

También aseguró que estuvo presente en otro encuentro que se llevó a cabo en el hotel Hilton, donde estuvo presente el socio de Boudou, José María Núñez Carmona, y Alejandro Vandenbroele.

La hija de Ciccone declaró como testigo ante el juez federal Ariel Lijo. Su hermana, Graciela, presentó el martes pasado un acta en la que su padre dejó por escrito que la mañana del 1 de septiembre de 2010 se reunió con Nicolás Ciccone, Boudou y Núñez Carmona en el bar “I Fresh Market” de Puerto Madero.

“En dicha reunión se hablaron y trataron temas vinculados con el devenir de la negociación de nuestra empresa familiar. El señor Amado Boudou manifestó que el señor José María Núñez Carmona era de su máxima confianza y que ‘la cosa iba a cambiar’, a lo que el dicente solicitó protección para la familia y que se acabara con la hostilidad que la empresa y la familia venían sufriendo desde hacía ya varios años”, sostiene esa acta.

Boudou dijo ayer que el acta es “trucha”. Y agregó: “Cuando yo sepa bien qué es lo que se me imputa, qué es lo que se me acusa, voy a poder defenderme de verdad”.

Silvia Ciccone, ex directiva y accionista de Ciccone, ratificó en la Justicia hoy la existencia de la reunión en Puerto Madero y dijo que se la había contado su padre.

En la segunda reunión, que tuvo lugar en el Hotel Hilton, no participó el vicepresidente. Pero sí estuvieron Silvia, su prima Olga Ciccone, Guillermo Reinwick, Pablo Amato (ambos yernos de Ciccone) y Núñez Carmona y Alejandro Vandenbroele, titular de The Old Fund, la empresa que se quedó con Ciccone, en el que también se dialogó sobre el estado de la compañía.

Boudou está acusado del delito de negociaciones incompatibles con la función pública por haberse interesado por la situación de la empresa para que supuestamente quede a cargo de sus allegados.

El fiscal Di Lello pidió hace dos semanas la indagatoria del vice, Núñez Carmona, Vandenbroele, Nicolás Ciccone, otros miembros de la familia y del titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, por considerar que se interesaron indebidamente en la maniobra.

 15. El caso Boudou, en un informe de Estados Unidos sobre corrupción[18] 

En un duro informe donde criticó las violaciones de los derechos humanos en Siria y en Venezuela, Estados Unidos se mostró preocupado en el capítulo argentino por la libertad de prensa y la corrupción, un ítem donde desarrolló en detalle el proceso al vicepresidente Amado Boudou por la causa Ciccone.

Según el Reporte sobre los Derechos Humanos en el Mundo en 2013, presentado ayer por el secretario de Estado John Kerry, los problemas principales en la Argentina incluyen abusos de las policías provinciales, duras condiciones en los penales y violencia de género.

También arrestos arbitrarios, amenazas a la libertad de prensa, ineficiencia judicial, corrupción oficial, abuso de niños, discriminación contra indígenas, entre otros.

En el capítulo sobre corrupción, se extiende más que en 2012 sobre las denuncias contra el vicepresidente.

Señala que “Amado Boudou permanece bajo investigación por enriquecimiento ilícito y por utilizar su ex cargo de ministro de Economía para beneficiar a The Old Fund, una firma en la que tenía interés financiero”.

Agrega que el si bien el juez federal Ariel Lijo rechazó el pedido de Boudou de desestimar la causa en agosto, el fiscal de Casación Javier de Luca dictaminó que el tribunal debería recolectar (más) evidencia para continuar el caso.

Además señala que el juez federal Norberto Oyarbide también está investigando a Boudou en conexión con fondos que desaparecieron cuando estaba al frente de la ANSES. En el informe del año pasado, EE.UU. solo mencionaba que el vice estaba siendo acusado.

En el capítulo sobre libertad de expresión y de prensa, EE.UU. destaca este año que los grandes supermercados y casas de electrodomésticos dejaron de publicar sus avisos en periódicos en febrero del 2013.

“Si bien las firmas en privado dijeron que la Secretaría de Comercio les había dado la orden para debilitar a medios independientes, ninguno realizó públicamente ese reclamo, que el gobierno niega”.

Destacó que la publicidad paga cayó cerca del 70%, un hecho considerado por asociaciones internacionales de prensa como una amenaza a la libertad de prensa a través del daño económico.

“A pesar de fallos de la Corte Suprema que ordenaban al gobierno aplicar un balance razonable en la distribución de la publicidad oficial, ésta siguió siendo arbitraria”, expresa el informe, que señala que el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) reportó 152 ataques a la libertad de prensa entre enero y septiembre, un 32% más que en el mismo período de 2012.

Menciona, además, que tras un programa de Jorge Lanata que denunciaba un caso de corrupción, el periodista fue acusado por el secretario Oscar Parrilli, de ser “un asesino a sueldo de Magnetto”, por el CEO de Clarín.

También destaca que “agentes de policía de la ciudad de Buenos Aires atacaron a un grupo de 11 periodistas y fotógrafos” que cubrían una manifestación en el Borda.

 16. Denunció EE.UU. la corrupción en el país[19] 

El Departamento de Estado de Estados Unidos presenta todos los años un informe internacional sobre derechos humanos, señalado como el más abarcador y sólido.

Una denuncia sobre la impunidad frente a la corrupción política y la inclusión del vicepresidente Amado Boudou entre los funcionarios sometidos a un largo proceso de investigación por “enriquecimiento ilícito” y “tráfico de influencias” integran el duro diagnóstico sobre la situación de los derechos humanos en la Argentina, en el informe mundial que elabora el Departamento de Estado.

Mencionado junto con el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, el informe identifica a Boudou y recuerda el fracaso de sus intentos de demorar o impedir el proceso judicial en su contra. Además, advierte sobre la falta de independencia judicial y de garantía procesal, así como sobre presiones y atropellos oficiales contra la prensa independiente.

“La legislación argentina contempla sanciones para los casos de corrupción de sus funcionarios, pero hay múltiples reportes sobre casos que involucran a agentes tanto del Gobierno como de los poderes Legislativo y Judicial, que quedan amparados por la impunidad y que sugieren una incapacidad para hacer valer la ley con ellos”, señala el documento, que incluyó a Cuba, Venezuela y Ecuador entre los países que menos respetan los derechos humanos en el mundo.

Presentado anualmente como el informe internacional “más abarcador y sólido” sobre derechos humanos, la nueva edición del documento que anualmente elabora el Departamento de Estado advierte sobre las presiones del gobierno argentino contra la prensa independiente y la violación de la norma judicial que lo obliga a distribuir equitativamente la pauta oficial de publicidad.

Sin mencionarlos por sus nombres, el texto recuerda que los “dos diarios más importantes” recibieron apenas el 1% de ese paquete, con la particularidad de ser “críticos” del Gobierno, mientras que los que están en su sintonía fueron premiados con un caudal superior al 45%, pese a su reducido alcance en lectores.

Recuerda también el llamado “boicot publicitario” contra los diarios críticos y los indicios de que la medida fue ordenada por el gobierno de Cristina Kirchner, si bien ello no fue admitido jamás en forma pública. “Los diarios perdieron el 70% de sus ingresos” por ese concepto, señala el informe.

El documento dado a conocer en esta ciudad refleja especialmente las presiones y amenazas contra periodistas independientes y recuerda en ese sentido no sólo la expulsión de Juan Miceli del canal de televisión oficial, sino también el “descrédito” al que se intentó someter su nombre por parte de colegas que seguían trabajando en esa emisora oficial.

El informe se hace eco de la acusación de “asesino mediático” y “sicario” que el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, le dedicó al periodista Jorge Lanata, conductor de un taquillero programa periodístico de televisión que abundó en casos de denuncia de corrupción oficial.

“Éste es un informe muy oportuno”, sostuvo el secretario de Estado, John Kerry, al presentar el documento. No hubo mención alguna de nuestro país en el acto, pero sí de Venezuela, con un nuevo llamado al “cese de violencia”. El diplomático ponderó el documento como el instrumento “más sólido y abarcador” en el nivel internacional para la defensa de los derechos humanos.

[1]           Fuente de información: Tribuna de periodistas, 29/2/12, “Denuncia penal (con todas las pruebas) por enriquecimiento ilícito contra Amado Boudou”,  http://periodicotribuna.com.ar (en este link figura la denuncia penal completa). Más información: Tribuna de Periodistas, 5/4/12, “Amado Boudou mintió, atacó y apretó para defenderse”, http://periodicotribuna.com.ar; Tribuna de Periodistas, “Carta abierta a Cristina Kirchner sobre Amado Boudou”, 7/11/13, http://periodicotribuna.com.ar.

[2]           Fuente de información: Tribuna de periodistas, 5/4/13, “Amplían denuncia penal contra Amado Boudou”, http://periodicotribuna.com.ar/14186−amplian−denuncia−penal−contra−amado−boudou.html.

[3]           Fuente de información: La Nación, 27/1/14, “Reactiva la Justicia la investigación sobre Boudou”, http://www.lanacion.com.ar/1658834−reactiva−la−justicia−la−investigacion−sobre−boudou. Más información: La Nación, 27/1/14, “Funcionarios y amigos, entre los testigos que irán a Tribunales”, http://www.lanacion.com.ar/1658835−funcionarios−y−amigos−entre−los−testigos−que−iran−a−tribunales. Clarín, 2/2/14, “Boudou, aislado y nervioso ante el avance la causa Ciccone”, http://www.clarin.com/politica/Boudou−aislado−nervioso−avance−Ciccone_0_1077492350.html. La Nación, 8/2/14, “Las lagunas que dejó la defensa del Vice”, http://www.lanacion.com.ar/1662427−las−lagunas−que−dejo−la−defensa−del−vice.

[4]           Fuente de información: Clarín, 4/2/14, “Más pruebas que complican a Boudou”, http://www.clarin.com.

[5]           Fuente de información: Clarín (Julio Blank), 7/2/14, “El costo político de un capricho de Cristina”, http://www.clarin.com.

[6]           Fuente de información: Clarín (Ricardo Kirschbaum), 7/2/14, “Boudou y la rendición de cuentas”, http://www.clarin.com.

[7]           Fuente de información: Perfil.com, 7/2/14, “Asís y la desprotección de Boudou: que no trascienda que lo entregaron”, http://www.perfil.com.

[8]           Fuente de información: La Nación, 6/2/14, “Carrió: le soltaron la mano a Boudou porque no es compañero, es Ucedé”, http://www.lanacion.com.ar.

[9]           Fuente de información: Clarín, 9/2/14, “Los Ciccone ratifican las reuniones que Boudou niega”, http://www.clarin.com; Clarín, 9/2/14, “Las reuniones fueron en Telefé, Puerto Madero y el hotel Hyatt”, http://www.clarin.com.

[10]         Fuente de información: Clarín, 11/2/14, “Sospechoso cambio en la ex Ciccone”, http://www.clarin.com.

[11]         Fuente de información: Urgente 24, 12/2/14, “Estilo K: Boudou se victimizó por Twuiter y dice que ‘no va a aflojar’ “, http://www.urgente24.com.

[12]         Fuente de información: Clarín, 26/2/14, “Un acta complica más a Boudou”, http://www.clarin.com.

[13]         Fuente de información: La Nación, 27/2/14, “Elisa Carrió sobre Boudou: Todos tienen protección porque si no cae Cristina Kirchner”, http://www.lanacion.com.ar.

[14]         Fuente de información: Infobae, 27/2/14, “Ocaña le contestó a Boudou: ‘El único truco es el vicepresidente”, http://www.infobae.com.

[15]         Fuente de información: Urgente 24, 26/2/14, “Entérese  Boudou: Lo acusan de tráfico de influencias y corrupción”, http://www.urgente24.com.

[16]         Fuente de información: Clarín, 17/2/14, “Caso Ciccone: piden ampliar la indagatoria de Boudou”, http://www.clarin.com.

[17]         Fuente de información: Clarín, 27/2/14,  “Otra hija de Ciccone complicó más a Boudou”,http://www.clarin.com. Más información: Infobae, 16/3/14, “Dura respuesta de la familia Ciccone a Boudou”, http://www.infobae.com.

[18]         Fuente de información: Clarín, 28/02/14, “El caso Boudou, en un informe de Estados Unidos sobre corrupción”, http://www.clarin.com.

[19]         Fuente de información: La Nación, 28/2/14, “Denunció EE.UU la corrupción en el país”, http://www.lanacion.com.ar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s